Diario del Cesar
Defiende la región

Artesanos de Calle Grande piden congelar canon de arrendamiento hasta el 2022

90

POR: NINOSKA REYES URDANETA

Sin dudas los efectos de la pandemia siguen rondando los distintos sectores económicos en el municipio de Valledupar. El turismo, comercio y otras actividades, siguen estancadas y el ingreso de centenares de familias minimizado, por lo que a diario buscan la manera de salir de este duro episodio.

Tal es el caso de los comerciantes del Centro Artesanal Calle Grande, ícono del turismo en la capital del Cesar, cuya actividad económica está perjudicada en más de 50%, mientras las deudas por arriendo, los agobia desde marzo de 2020, cuando se decretó el confinamiento obligatorio a causa del Covid-19.

Se sienten solos y sin respaldo, pero tienen claro que la meta es no dejar morir este espacio, que durante años ha recibido a miles de turistas y ha sido centro de referencia de la ciudad capital del vallenato.

Mochilas, sombreros, vestidos, accesorios, instrumentos musicales y el más mínimo recuerdo de esta ciudad se encuentran en este centro artesanal, el cual se niega a morir y es defendido por los más de 30 comerciantes que cuentan con un espacio para exponer sus creatividades.

“La estrategia ha sido no abandonar los negocios, siempre hemos estado presente, aunque las ventas sean nulas, pero ahora necesitamos de acciones concretas por parte de la Alcaldía de Valledupar, en cuanto al canon de arrendamiento que cada mes deben cancelar a la Comercializadora Mercabastos”, informó Roberto Del Río, artesano.

Explicó que recientemente se acercaron a la Alcaldía de Valledupar en señal de protesta, por los cobros de las deudas sin considerar que el año 2020 fue catastrófico para el comercio en la ciudad por el tema del Covid-19 y por los trabajos de rehabilitación del Centro Histórico de Valledupar.

“Nosotros propusimos al Gobierno municipal el congelamiento del canon de arrendamiento hasta el próximo año, el financiamiento de la deuda y el descuento del 50% del arriendo durante este 2021. Realmente tocamos fondo y necesitamos ayuda”.

Se logró un primer acercamiento con la Secretaría de Gobierno, Secretaría de Desarrollo Económico, Ambiente y Turismo, y Mercabastos, por lo que se esperan alternativas para evitar el quiebre de este sector en Valledupar.

FINANCIAMIENTO DE LA DEUDA

Por su parte, Alcira Méndez, quien atiende su local de artesanías desde hace 8 años, mostró también se preocupación ante el riesgo en el que se encuentran los artesanos de Calle Grande. “La Alcaldía debe entender que lo primero que nos quebró fueron los trabajos del Centro Histórico de Valledupar, situación que se agudizó en marzo de 2020 con el Covid-19; la solución fue decretar el aislamiento, mientras nosotros no teníamos posibilidades de recibir ingresos”.

El Centro Artesanal estuvo cerrado durante cinco meses y de palabras, Mercabastos anunció que no se cobraría arriendo del tiempo que no se trabajó, pero en nada cumplieron y ahora la deuda crece y crece. La suspensión del Festival Vallenato, de los carnavales, Semana Santa y vacaciones escolares, fueron los últimos ‘golpes’ recibidos por este sector de la economía.

Destacó que el gremio de artesanos está solicitando el financiamiento de la deuda con el compromiso de pago que cada comerciante haga, pero el objetivo es recibir auxilio hasta que pase la pandemia. “Lamentablemente han sido intransigente, nos están llegando las notificaciones de pago e incluso pretenden cobrar intereses de lo adeudado, no se justifica. La deuda es millonaria para cada uno de los comerciantes, que por la crisis han quedado hasta sin empleados o los han bajado a su mínima expresión”, dijo.

A estos problemas se le suman la nula ayuda por parte del Gobierno nacional, a través de subsidios por la emergencia. Tampoco han sido tomados en cuenta para los planes de reactivación en el municipio

EL Centro Artesanal Calle Grande cuenta con 35 locales activos aproximadamente, de los cuales por los menos dos familias, dependen de sus utilidades. 

NO SE LES HA DADO LA ESPALDA

En respuesta a las quejas, Carmen Cecilia Gutiérrez, gerente de la Comercializadora Mercabastos, aclaró que en ningún momento la Administración municipal les ha dado la espalda a los artesanos de la ciudad, al contrario, se viene trabajando en un pliego de acuerdos en pro de su bienestar económico.

Explicó, que hasta ahora se tiene aprobado un descuento del 40% desde mayo hasta diciembre de este año en el pago de arriendos. La oportunidad de que financien la deuda con la comercializadora por 5 años, pero de los meses o años anteriores a abril de 2020, cuando inició la pandemia.

Para el 2022 se tiene aprobado 30% de descuento en el canon de arrendamiento y no se les están cobrando intereses por las deudas registradas. “A ellos no les ha llegado ninguna notificación de cobro desde el mes de marzo de 2020, porque no se ha facturado, para ello se espera el acuerdo de la Junta Directiva de Mercabastos”.

Agregó la funcionaria que aproximadamente 28, de los 33 locales comerciales que funcionan en Calle Grande, registran deudas millonarias de años anteriores, no desde el inicio de la pandemia, por ello se está incentivando a la cultura de pago porque es un compromiso que tienen con el Municipio.

Ya más flexibilidad no se les puede dar, incluso el canon de arrendamiento es de 290.000 de marzo a diciembre de 2021 y para el 2022 se estima el mismo promedio. 

“Se les está dando apoyo a los artesanos, teniendo en cuenta que financieramente Mercabastos se verá afectada en algunos los rubros, incluso se les ha cubierto el gravamen del IVA que ellos tampoco han cancelado. El respaldo es total y así se continuará”, aseguró la funcionaria.