Diario del Cesar
Defiende la región

Bebé se quemó tras caerle sopa hirviendo

89

Conmocionada ha estado la comunidad ibaguereña al conocer la lamentable muerte de un pequeño de 17 meses de nacido, luego de sufrir un accidente casero.

El génesis de esta tragedia fueron quemaduras de tercer grado en el 50 % de su cuerpo cuando le cayó encima la olla de la sopa que haló con un cucharón cuando se encontraba en la cocina de su lugar de residencia.

En un comienzo, las informaciones preliminares señalaban que se reportó en la Clínica Nuestra del barrio Varsovia de la capital tolimense, el ingreso de un bebé de un año por quemaduras de agua caliente que había caído sobre su cuerpo.

Se hablaba que el líquido hirviendo había caído en gran parte del cuerpo del pequeño generando quemaduras de consideración, en un presunto caso de descuido por parte de las personas que lo cuidaban a esa hora de la mañana, sin pensar que todo terminaría en tragedia.

De manera oficial, según el reporte policivo, el niño de 17 neses, en un descuido llegó hasta la cocina de su vivienda ubicada en Torreón de Piedra Pintada en Ibagué, tomando un cucharón y con este halando accidentalmente la olla con una sopa que habían puesto en la estufa, alertando con sus gritos a sus familiares que de inmediato lo trasladaron hacia el centro asistencial antes mencionado.

Se conoció que el niño estaba siendo atendido por personal médico de turno de esta clínica, buscando una mejor atención y posible traslado hacia un hospital de mayor complejidad o con pabellón de quemados en la capital de la República.

Lamentablemente el niño no aguantó debido a las quemaduras y murió.

Se dijo que se buscó la ayuda de las autoridades de salud del departamento, incluso hasta el mismo alcalde Andrés Fabián Hurtado estuvo a la cabeza de la situación, solicitando que se hiciera el traslado del pequeño en helicóptero, por lo que se requirió la ayuda también de la Fuerza Aérea, en este caso del CACOM 4 en Melgar.

“Lamentamos esta situación, desde ayer conocimos el caso y nos pusimos al frente para colaborar en una mejor atención para el pequeño, pedimos la ayuda del coronel Nestor del CACOM y cuando ya la habíamos conseguido para trasladarlo a Bogotá, lamentablemente el  niño no aguantó debido a las quemaduras y murió”, señaló Jorge Bolívar, secretario de salud departamental.

Fuente: LA FM