Diario del Cesar
Defiende la región

Dos menores asesinados a puñal por defender a su madre

222

Rabia, dolor e impotencia, son los sentimientos que hoy embargan a los familiares de dos menores de edad, quienes fueron asesinados con arma cortopunzante, en la finca Villa Nare, ubicada en la vereda Camperucho, corregimiento de Caracolí, jurisdicción de Valledupar.

El hecho ocurrió a las 2:00 de la madrugada de este domingo, siendo las víctimas fatales Emel Anderson Páez González, de 15 años, y Humberto Páez  González, de 13 años,  ambos hijos de Carmen Cecilia González, de 34 años, quien en su desgarrador testimonio, manifestó que los menores se encontraban durmiendo cuando la puerta fue violentada por dos sujetos, que llamaban a su hermano ‘Gabriel’.

Pero al no encontrarlo, la agarraron a ella por el pelo y empezaron a pegarle brutalmente, es ahí cuando sus dos hijos entran a la escena y son asesinados de varias a puñaladas.

“Yo me encontraba en la casa con mis tres hijos y mi sobrina, cuando los dos hombres empezaron a llamar a la puerta a mi hermano Gabriel, quien no se encontraba en la casa, por los que ingresaron violentamente con unos  machetes en la mano  y por el pelo me sacan de la casa, me tiran al patio y me golpearon,  por lo que mi hijo de 15 años intentó ayudarme y el hombre le dio varias puñaladas por el cuello, lo mismo hizo con el niño de 13 años”, indicó la mujer

Hay un detenido 

Tras los hechos, los dos presuntos homicidas huyeron del lugar,  siendo capturado uno de ellos por la Policía.

Se trata de Luis David Pérez Pertuz, de 20 años, quien fue capturado gracias a la colaboración de los vecinos que avisaron a las autoridades.

Pertuz, conocido con el alias ‘Lucho Nabo’, fue trasladado a  un centro médico con una herida que al parecer logró ocasionarle uno de los menores, y posteriormente llevado a la URI de Valledupar, en donde espera ser judicializado. Este hombre es natural del corregimiento de Casacara, jurisdicción de Agustín Codazzi.

Entre tanto, el otro implicado huyó hacía una zona boscosa, “yo sólo pido que se haga justicia y que los dos responsables paguen por lo que le hicieron a mis hijos”, indicó la madre de los menores.

“Ellos son pelaos conocidos del pueblo, no entiendo por qué hicieron eso, creo que estaban como drogados. No sé para qué buscaban a mi hermano”, dijo.

Los cuerpos fueron llevados a Medicina legal

Los cadáveres de los menores, que quedaron tirados en el patio de la vivienda en medio de un baño de sangre, fueron trasladado por el CTI de la Fiscalía, al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Valledupar.