Diario del Cesar
Defiende la región

Se amotinaron presos de la antigua Estación Norte

83

En la zona comercial más grande de Santa Marta, prácticamente el corazón de la ciudad, los dueños y empleados de locales vivieron momentos de pánico y tensión, luego que decenas de personas privadas de la libertad se tomaran el Centro de Protección Transitorio, antigua estación Norte.

La bomba de tiempo que las autoridades administrativas se encargaron de colocar estalló con el motín que protagonizaron más de 20 hombres que se encuentran presos en la celda dos y tres de la edificación que está ubicada en la calle 10 con Avenida Campo Serrano (carrera 5).

Los amotinamientos que iniciaron pasadas las 9:00 de la mañana, con la fuga de al menos 64 reclusos, la destrucción de la parte superior de un inmueble que funcionaba como hotel, la quema de colchonetas y ataques continuos a uniformados de la Policía, se extendió hasta el mediodía.

 “Ya veníamos denunciando esto, se le hizo el llamado a la Alcaldía porque sabíamos que esto podía pasar cualquier día; esto es una zona comercial, residencial, esto no es para tener a personas privadas de la libertad y menos por delitos de homicidio, extorsión, violación y porte ilegal de armas”, manifestó Alejandra Rodríguez, propietaria de un establecimiento del Centro Histórico.

De acuerdo a lo manifestado por los reclusos, su protesta se desencadenó por el abandono del Gobierno, pues expresan que necesitan garantías, que se les respeten sus derechos como seres humanos, que sean trasladados a un centro de reclusión en mejores condiciones y quienes han quedado libres por vencimientos de términos les permitan su salida.

 “Ya estamos cansados, los baños están en malas condiciones, a veces no nos brindan las tres comidas a las cuales tenemos derecho. Aquí nos tratan como unos animales y ya estamos cansados; también queremos que nos permitan ver a nuestros familiares”, gritaban los reclusos durante su protesta.

La tensa situación que vivió esta zona comercial por más de cinco horas, se calmó luego de un acuerdo entre familiares y reclusos, con la Policía, Defensoría del Pueblo, Personería Distrital y funcionarios de la Alcaldía Distrital.

HABLÓ EL CORONEL ÓSCAR SOLARTE

En cuanto a los hechos sucedidos, el comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta indicó que en un trabajo interinstitucional lograron llegar a unos acuerdos preliminares con las familiares de las personas privadas de la libertad y con ellos mismo.

El alto oficial puntualizó que tomarán las decisiones correspondientes en un Consejo de Seguridad que se realizará en los próximos días y será liderado por la Alcaldesa Virna Johnson, el director de la cárcel Rodrigo de Bastidas, la Secretaría de Seguridad, funcionarios de la Fiscalía y por la Policía.

Según lo manifestado por el coronel Óscar Solarte, el amotinamiento inició “por un recluso que tenía orden de libertad por un proceso y que al verificar sus antecedentes le había sido expedido una nueva orden de captura por un proceso distinto”.

 “Esta persona alertó a varios de sus compañeros y los instó a llevar a cabo este amotinamiento. Aquí debemos resaltar el trabajo interinstitucional que se llevó a cabo para controlar por el momento la situación, no se ha terminado todavía; estamos consolidando”, agregó el coronel Óscar Solarte.

FUERON RECAPTURADOS

La coronel en retiro Sandra Vallejos, quien es jefe de la cartera de Seguridad del Distrito, resaltó la oportuna reacción de los uniformados de la Unidad de Vigilancia por Cuadrantes de la Policía Metropolitana de Santa Marta, pues lograron recapturar a 64 reclusos que pretendían huir.

 “Lo importante es que se respetaron los derechos humanos, en el lugar hizo presencia la Personería Distrital, la Defensoría del Pueblo, quienes se encargaron de velar por los derechos de estas personas. Luego de los actos que protagonizaron, obtuvieron su primera alimentación y tuvieron contacto con sus familiares”, finalizó la funcionaria.