Diario del Cesar
Defiende la región

Inseguridad y pandemia siendo los dolores de cabeza del comercio

107

La inseguridad es uno de los principales factores que incide negativamente, de manera directa, en el desarrollo de las actividades comerciales en Valledupar.

Esa fue una de las conclusiones de un informe realizado por el Observatorio Socioeconómico de la Cámara de Comercio de Valledupar para el Valle del Río Cesar, el cual realizó una investigación relacionada con el tejido empresarial del departamento.

“La inseguridad impacta en la confianza de los ciudadanos y comerciantes en su desempeño económico, por tanto, en el tejido empresarial de los mismos”, señaló Diana Medina Ramírez, directora del Observatorio Socioeconómico de la Cámara de Comercio de Valledupar.

En este estudio se ejecutó una Encuesta de Entorno Empresarial como un instrumento para efectuar un seguimiento cercano y constante de los aspectos que generan afectaciones a los comerciantes de la región, en particular a los establecimientos abiertos al público. 

Esto permitió identificar de manera fehaciente y oportuna las diferentes problemáticas y fortalezas del sector, y se convirtió en una herramienta que permite diseñar estrategias y ejecutar planes de acción que vayan guiados tanto a la prevención como a la mejora de las condiciones de los comerciantes

“Desde el Observatorio Socioeconómico se vienen adelantando trabajos estadísticos diseñados de acuerdo con las necesidades de información de los empresarios, para brindar un contexto integral sobre la realidad de los mismos”, señaló Medina Ramírez. 

En este primer semestre se encuestaron a más de 9.000 establecimientos y el nivel de confianza de la encuesta es del 98% con un margen de error por debajo del 3%.

“Lo que hace que nuestra investigación sea supremamente confiable y cumpla con los estándares de neuro seguridad científica que se necesitan para este tipo de investigaciones”, dijo la directora del Observatorio.

En la Encuesta de Entorno Empresarial realizada durante el primer semestre del 2021 a los establecimientos de comercio abiertos al público en los distintos sectores de Valledupar, se estudiaron tres aspectos fundamentales relacionados con el desempeño económico, la seguridad y el contexto empresarial.

Se midieron variables como el proceso de la reactivación económica, la aplicación de protocolos de bioseguridad, el comportamiento de las ganancias, tasas de denuncias, aspectos de victimización, la confianza institucional y la calidad de los servicios públicos que influyeron de manera directa en el tejido empresarial y el desarrollo de la actividad económica de los comerciantes.

Otro de los resultados puntuales referentes a la reactivación económica en este sector en la ciudad señala que los comerciantes habían manifestado que se habían recuperado en un 43% en promedio para el mes de enero, sobre todo por los estragos que habían ocurrido por medio de la pandemia. 

Finalizando el mes de marzo, a causa del tercer pico de la pandemia se derivó que las afectaciones económicas resurgieran nuevamente. “Vemos que la recuperación venía con una tendencia positiva hasta el mes de marzo, en donde se había recuperado en un promedio del 54,5%. Sin embargo, a partir de marzo estamos presentando una tendencia baja que resultó por el tercer pico de la pandemia y eso repercutió fuertemente en nuestro tejido empresarial”, aseguró Medina.

Finalmente, esta investigación también arrojó cifras confiables sobre la eficacia y el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad por parte de los comerciantes en los establecimientos de comercio. 

“En promedio, durante el primer semestre del año los comerciantes aplicaron los protocolos de bioseguridad en un 61.4%, siendo el mes de junio el mes donde fueron aplicados con mayor rigurosidad al alcanzar un 79.5%. Asimismo, se destaca que tras la llegada del tercer pico de contagio que inició en marzo, fue donde más se descuidó la aplicación de los protocolos al ser aplicados en promedio en tan solo un 45.3%”, puntualizó.