Diario del Cesar
Defiende la región

Jugaba fútbol, se golpeó la cabeza y murió

101

Hay consternación y estupor por la muerte de Keivin Alvarado, quien dejó de existir como consecuencia de la grave herida que sufrió en la cabeza momentos en los que jugaba fútbol en la cancha La Culebra del municipio de Plato.

De acuerdo con la información conocida, el hecho ocurrió la tarde del pasado domingo, cuando el joven corría por la parte lateral del terreno deportivo y resbaló golpeándose el cráneo contra un muro que está a pocos metros del escenario.

Inconsciente y expidiendo abundante sangre, fue auxiliado y seguidamente llevado hasta el Hospital Fray Luis De León.

Los médicos al notar que su estado de salud empeoraba, decidieron remitirlo hasta la clínica El Prado, donde fue internado en la Unidad de Cuidados Intensivos  muriendo la mañana de ayer, debido a un paro cardiorrespiratorio que le sobrevino al corazón.

Familiares responsabilizaron del incidentes a los ingenieros que construyeron la cancha, pues aseguran que ese muro de contención no se debió ejecutar a poca distancia por donde se desplazan los jugadores.

“Es una evidente responsabilidad de los ingenieros al no hacer bien los cálculos de esa pared, ojalá que destruyan ese muro porque puede ocasionar otra tragedia”, indicó un primo de la víctima.

Personal de la Policía Judicial, se desplazó hasta ese centro asistencial para llevar a cabo la inspección del cadáver, que fue transportado hasta la morgue de Medicina Legal de la capital del Magdalena, para el procedimiento de la necropsia.

Las exequias de Kevin Alvarado tendrán cumplimiento la tarde de hoy en el cementerio municipal, según informaron sus parientes.