Diario del Cesar
Defiende la región

Pastor Alape pidió perdón a todas las víctimas del secuestro

61

El evento ‘Verdades que liberan’, organizado por la Comisión de la Verdad, se ha constituido en una oportunidad para reunir a víctimas del secuestro con sus verdugos, en este caso exmiembros de la extinta guerrilla de las Farc.

Pastor Alape, quien hoy hace parte del partido Comunes e hizo parte del secretariado de las Farc, pidió perdón a todas las víctimas del secuestro.

“A todos los sobrevivientes y víctimas de este conflicto va todo nuestro respeto y la consideración, y también la solicitud de perdón por todo el dolor y el sufrimiento que causamos a la víctimas del secuestro. Solo podemos decirles que solo guardamos esperanzas de que algún día nos puedan perdonar”, sostuvo Alape.

Fueron varias las víctimas y familiares de secuestrados los que se pronunciaron sobre el dolor que les causó este flagelo durante tantos años.

Una de ellas fue Carlos Cortés, hijo del periodista Guillermo ‘La chiva’ Cortés, quien aseguró que después del secuestro de su papá, no ha podido olvidar esos difíciles momentos, por lo que espera que la extinta Farc trabajen para lograr la reconciliación de todo el pueblo colombiano.

“No hemos podido olvidar nosotros los hijos de los secuestrados y ustedes señores de las Farc, el nivel de degradación que llegó el conflicto y esa degradación llegó de la mano del secuestro, que es uno de los delitos más cobardes que se ha cometido a lo largo de tantos años”, aseguró Cortés.

Otros de los momentos que se vivió durante el evento fue el del ganadero Roberto Lacouture, secuestrado por las Farc en el año de 1989. El empresario aseguró que después de su liberación, él y su familia, vivieron “una persecución constante por los grupo armados” y que cerca de 15 secuestros vivió su familia.

Lacouture se encontró cara a cara con su verdugo y excombatiente de las Farc, Abelardo Caicedo, que trata de reinsertarse a la vida civil.

Para Caicedo, este proceso de paz es positivos para lo excombatientes y aseguró que “vale más un mal acuerdo que una guerra perfecta, porque una guerra perfecta buscaría aniquilar a las Farc, pero para eso cuantos años más hubiéramos demorado. Soy un convencido de que el paso que dimos es transcendental para la reconciliación de este país”, afirmó.

Este evento busca cerrar las brechas de dolor que vivieron los secuestrados durante décadas.

Fuente: Sistema Integrado de Información