Diario del Cesar
Defiende la región

Don Víctor, el padre más longevo de Santa Marta 

59

Por: Katheryn Santamaría 

Víctor Manuel Díaz Ospina, es uno de los hombres más longevos de Santa Marta y con la buena actitud que lo caracteriza, en el Día del Padre le da gracias a Dios por celebrar esta fecha junto a dos de sus hijas, Isabel y Betty, quienes lo acompañan en el calor de hogar.

En diálogo con HOY DIARIO DEL MAGDALENA, Víctor Manuel Díaz relata las anécdotas interesantes que a lo largo de su vida ha compartido con sus familiares, pero, sobre todo, cuenta los ‘secretos’ que tiene consigo, aquellos que le han permitido tener hasta hoy 100 años.

Víctor Manuel Díaz nació en Barranquilla y en su juventud se dejó cautivar de una mujer samaria, gairera para ser más exacto. Y fruto de ese amor con Carmen Cecilia Durán Manjarrez, nacieron Isabel y Betty, sus dos amadas hijas.

Asimismo, Víctor Manuel logró concebir otros hijos antes de su matrimonio. Ocho en total. Marta, Rosario, Patricia, Pilar, Javier, Ana, Víctor, y Juan Díaz, de los cuales dos ya fallecieron, Juan Díaz y Víctor Díaz, los demás siguen en su ciudad natal, Barranquilla. En esa ciudad conviven sus 24 nietos, 35 bisnietos y 3 tataranietos. Una familia muy numerosa para ser poco conocida.

El matrimonio con Carmen Cecilia duró 50 años. Tiempo en el que compartieron muchos momentos que hoy están en la memoria de este longevo. Su mujer falleció a los 90 años, en el 2018 y desde entonces sus recuerdos permanecen vivos y la tiene presente con la etiqueta de buena mujer, trabajadora, honesta y, sobre todo, excelente madre.

En su silla de ruedas, con su traje formal, como buen barranquillero, Víctor Manuel recuerda que en sus años de juventud lo que más le gustaba era bailar boleros. Él reconoce que se siente más samario y 100 por ciento gairero, pues hace parte de los reconocidos “12 Apóstoles” en esta comunidad.

LOS 12 APÓSTOLES

Víctor Manuel es uno de los 12 Apóstoles, quienes son vecinos en Gaira, muchos de ellos ya fallecieron, pero siguen siendo reconocidos por sus obras y la unidad que los caracterizaba para velar por la comunidad, y servir de manera desinteresada.

“En realidad éramos 16, pero nos turnabamos y siempre salíamos en grupo de 12 a realizar obras sociales y a velar por todo lo que hacía falta en Gaira”, señala Don Víctor.

Este grupo de hombres lo conformaban Eliécer Bonet, José Fuentes, Hernando Florián, Bienvenido Martínez, Carlos Cruz, Nicolás Molina, Fernando Rosado, Efraín Hernández, Héctor Martínez, y nuestro protagonista de este relato, Víctor Díaz Ospina.

“Nosotros fuimos quienes ayudamos a colocar El trapiche de Gaira la Dulce, un monumento histórico que representa a las familias tradicionales de Gaira, así como también hicimos la bajada al Cerro San Jacinto”, asegura Díaz Ospina.

En la Semana Mayor, estas personas representaban a los 12 Apóstoles de Cristo, en actos eclesiásticos que se celebran en la Iglesia Católica, en esa fecha tan importante que recuerda la muerte y resurrección de Jesucristo.

SU SECRETO DE LA VIDA 

En compañía de su hija Isabel Díaz Durán, quien estuvo atenta durante toda la entrevista, dio a conocer que los secretos de su padre para verse tan saludable a sus 100 años, es caminar mucho y comer pocas carnes rojas, como también ella reconoce que lo que más admira de él, es la excelente actitud que tiene frente a la vida.

“Mi papá a sus 100 años de vida sufre de Epoc, Cardiopatía severa y es hipertenso, pero a pesar de eso, siempre dice que está bien y tiene en su rostro una sonrisa”, afirma Betty Durán.

Don Víctor recuerda su trabajo como su mayor satisfacción. “Durante muchos años trabajé en Ferrocarriles Nacionales, desempeñé labores de maquinaria pesada, mecánica a vapor, y me pensione a los 42 años”, menciona.

Refiere que luego de pensionarse seguía laborando en la comunidad Gairera donde es muy querido y reconocido, tanto así que el pasado 28 de mayo les celebraron sus primeros 100 años de vida, una reunión que se realizó con todos los protocolos de Bioseguridad.

ASÍ CELEBRA SUS AÑOS DE VIDA 

Hoy, Día del Padre, Víctor Manuel Díaz Ospina ya se encuentra inmunizado contra la Covid-19; recibió la dosis hace aproximadamente 90 días y en esta fecha tan especial asegura que se siente agradecido con la vida, y aún lúcido con más ganas de seguir viviendo hasta que Dios le permita estar en este mundo.

En este nuevo año, en compañía de sus dos hijas, quienes lo cuidan y velan por su salud, celebra con buena salud, amor, y mucha felicidad este Día del Padre.