Diario del Cesar
Defiende la región

Continúa ‘meneando la batea’

302

Andrés Beleño Paba, es el primer rey del Festival vallenato en la modalidad de la piquería y autor de éxitos como ‘La Campana’ y ‘Meneando La Batea’

POR:
WILLIAM
ROSADO RINCONES

El folclorista, repentista y compositor Andrés Beleño Paba sigue ‘meneando la Batea’, después de un ‘pie forzao’ con una enfermedad que por poco lo manda a la lona, pero su espíritu aguerrido y sus dones lo sacaron de la zona de riesgo y ahora con el calor de una familia que lo quiere, viene superando los quebrantos, lentamente, pero con paso seguro.

El alegre dicharachero verseador, animador de parrandas, tuvo que cambiar de escenarios, el embate de una isquemia y otros problemas asociados lo sacaron de esos lugares en donde arrancaba aplausos y alegría por su jovialidad y cargamento de humor que lo caracteriza, hoy en la tranquilidad de su casa y los controles médicos pasa sus días, eso sí con el reporte de mensajes y oraciones de sus amigos que siempre le dan aliento.

Esto ha servido para que otra vez el brío comience a despertar, ya en redes sociales se logró ver un Andrés, más alegre y dispuesto a seguir brindando su capacidad a su gente. Su musa sigue intacta, si bien todavía tiene algunas dificultades para hablar y cantar, la musa y la melodía son las mismas, así lo demostró en reciente video que subió en compañía de su hijo, el acordeonero, ‘Neno’ Beleño, quien es el compañero de Alex Manga.

Para resumir folclóricamente el proceso de Beleño, se puede decir que,  su corazón llevaba un ‘pie forzao’ que le descoordinaba la métrica de sus latidos, por eso decidió  irse en piquería contra ese contendor que no mostraba buen ritmo diastólico y ante un jurado médico arrancó la competencia.

La primera salida no fue buena, la tensión arterial se atravesó y obligó al jurado suspender el concurso, porque los latidos de Beleño eran como una campana: ‘tan, tan, tan’ y su tradicional bailecito no coordinaba con su gracia. Ese corazón que tanto lo había alcahueteado le quería jugar una mala pasada, y afectándole otros órganos asociados.

Andrés Beleño fue el primer rey de la piquería oficialmente en el Festival de Valledupar en 1979, desde entonces se convirtió en uno de los huesos más duros de roer en esta modalidad, en cuyo periplo desafíó a los más grandes repentistas como: Monito Arzuaga, Franklin Moya, los hermanos Manjarrez, José Feliz Ariza, Julio Salas, Luis Mario Oñate y tantos otros.

Nacido en Chiriguaná (Cesar), casado con una hija de ‘Carmencito’ Mendoza, uno de los fundadores de Los Playoneros del Cesar, y tronco genealógico de una raza de artistas, allí Beleño Paba se ganó su puesto y pasó de verseador a compositor y vocalista. Tiene un catálogo largo como compositor y productor de sus propios discos. Sus temas más recientes fueron éxitos rotundos con ‘Poncho’ Zuleta, ‘La Campana’; y ‘Meneando la Batea’ con Jorge Oñate.

A ritmo de guaracha apareció con las notas de su hijo, el ‘Neno’ Beleño, demostrando que por ahora esta piquería la va ganando, con la esperanza de que su aureola de autor y repentista, vuelva a su lugar para ganancia de este folclor vallenato.