Diario del Cesar
Defiende la región

Policía ofrece $20 millones por asesinos de patrullero

69

Según los familiares del patrullero Ramírez, al parecer, este sostuvo una fuerte discusión días atrás con unos hombres, quienes son los principales sospechosos del crimen registrado la tarde del lunes festivo. 

Una vez se conoció el caso en el que Eider José Ramírez Caro, un miembro de la Policía Magdalena que se encontraba disfrutando de un permiso, fue asesinado por desconocidos cuando se dirigía hacia la casa de un familiar, en el municipio de Ciénaga, la tarde del lunes 14 de junio, las autoridades ofrecieron una recompensa de hasta $20.000.000 millones para quien ayude con información importante que lleve al esclarecimiento del caso y permita dar con el paradero de los autores materiales.

El comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Óscar Solarte, señaló que las investigaciones del homicidio de Ramírez Caro, va por buen camino. “conocido el caso y en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, se dispuso de un fuerte componente policial enfocados en labores de investigación e inteligencia, con el fin de dar con el paradero de los responsables del hecho sucedido”, dijo el coronel Solarte.

De igual manera, confirmó, que, “con el ánimo de esclarecer rápidamente este crimen del uniformado de la Policía Nacional y dar con la ubicación de los individuos, ofrecemos la suma de 20  millones de pesos por información que nos ayude y que sea oportuna”, puntualizó el oficial.

Por otra parte, los familiares y allegados al uniformado, indicaron que al parecer, Ramírez Caro sostuvo una fuerte discusión días atrás con unos hombres, quienes son los principales sospechosos. Sin embargo, las autoridades encargadas del caso mantienen adelantando las averiguaciones, a fin de esclarecer este hecho de sangre en la segunda capital del Magdalena.

Cabe recordar que el hecho se presentó momentos en que la víctima departía con su familia y amigos en la calle 10 con carrera 23 del barrio Manzanares, de donde partió en una motocicleta en dirección a la casa de un primo, ubicada en la calle 7 con carrera 25. Durante el camino, el patrullero de civil fue interceptado por los criminales, donde el parrillero sacó un arma y abrió fuego, impactándolo en la cabeza al tiempo que huían del lugar.

Familiares y vecinos lo llevaron en un bicitaxi, en el que lo trasladaron hasta la unidad de urgencias del Hospital San Cristóbal de Ciénaga, donde los galenos oficializaron su muerte, pues falleció cuando recibía atención.

Por su parte, personal de criminalistas de la Sijín del Tercer Distrito de la Policía Metropolitana de Santa Marta, con sede en Ciénaga, llevaron a cabo la inspección técnica y levantamiento del cadáver, el cual fue llevado a la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde le practicaron la necropsia antes de ser entregado a sus familiares.