Diario del Cesar
Defiende la región

Claves para hacer un buen uso de la prima de mitad de año

95

La prima corresponde a una prestación social a la que tienen derecho todos los trabajadores vinculados a una empresa mediante un contrato laboral, excepto aquellos que están bajo prestación de servicios. La fecha límite de pago para esta son el 30 de junio y el 20 de diciembre. Por esto, esta es una de las épocas que más requiere de responsabilidad e inteligencia financiera para gastar, invertir o ahorrar este ingreso extra.

Expertos consultados por EL COLOMBIANO explicaron algunos de los errores más comunes que comenten las personas al recibir la prima, dieron recomendaciones para hacer un uso eficaz de esta y hablaron de cómo invertirla para que no se esfume en gastos innecesarios.

Los errores más frecuentes

Miles de trabajadores colombianos reciben por esta época la prima de mitad de año. Según Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, se estima que 8,7 millones de trabajadores recibirán la prima de servicios en este primer semestre de 2021.

“En el contexto de la emergencia sanitaria y las medidas de protección del empleo que han afectado el ingreso de los trabajadores es previsible que la prima de servicios sea imputada a gasto para la compensación de pérdidas del ingreso afectado”, apuntó Jaramillo.

El investigador afirmó que los errores más frecuentes están ligados a la imputación inmediata al gasto que podría restringirse mediante la habilitación de espacios de ahorro para necesidades de largo plazo.

Para Carlos León, director del programa de Contaduría Pública de la Fundación Universitaria San Martín, otro de los errores frecuentes es que, en algunas situaciones, esta prima ya se encuentra comprometida desde meses anteriores y, en otras ocasiones, se cae en la tentación de gastarla innecesariamente, como por ejemplo en el cambio de electrodomésticos por mayor potencia, como es el caso de la televisión; la compra de ropa de marca y los viajes.

De acuerdo con esto, David Nieto Martínez, director del programa de Finanzas de la Universidad El Bosque, afirmó que uno de los errores más frecuentes de los colombianos es que se gastan la prima antes de recibirla.

“No se realiza una buena planificación de este recurso. El no tener un presupuesto claro dificulta tener control sobre los bienes y servicios que adquirimos que no son tan necesarios en esta época. Por esta razón es importante incentivar la educación financiera desde una edad temprana, para tener un control de gastos y tener una mayor capacidad de ahorro”, dijo Nieto.

Haga un uso eficaz

Alina Gómez Mejía, directora del Departamento de Contabilidad y Finanzas de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, remendó privilegiar el pago de deudas, que libera flujo de caja permitiendo el ahorro. Y, en caso de no haberlas, crear un fondo de emergencia equivalente, según Gómez, es un buen uso del dinero.

Por su parte, para León, la realidad económica de cada persona es diferente, por lo que no hay un consejo que se aplique para todo el mundo: “Ahora bien, la coyuntura en la que se encuentra el país obliga que cada quien revise su situación financiera actual para evaluar las necesidades y posibilidades de uso de este ingreso extra. Para no malgastarla se recomienda realizar un presupuesto en donde se priorice el pago de las deudas que no se han podido pagar y se eliminen los gastos hormiga”, añadió.

Un porcentaje para el ahorro

Según Nieto, es clave que se haga de manera realista un análisis de la situación económica, con el fin de establecer un presupuesto de gastos e ingresos con el que se puedan identificar las salidas de dinero que disminuyen la capacidad de ahorro cuando se reciben ingresos adicionales.

“Es importante recordar que el uso adecuado de estos recursos se logra a través de una buena educación y una planeación financiera de tipo personal que ayude a mejorar la administración de estos ingresos. Siendo el presupuesto, la dinámica del ahorro, la búsqueda de productos financieros (inversión) o la posibilidad de generar emprendimientos claves que permiten mejorar el uso de estos recursos”, enfatizó Nieto.

En este sentido, entre las recomendaciones de Gómez para ahorrar está empezar con fondos fiduciarios en pesos, que se pueden abrir con montos relativamente bajos y fondos en dólares. Y si se está pensando en adquirir vivienda, usar una cuenta AFC.

Por su parte, León apuntó que “lo más recomendable es realizar una adecuada planeación de los gastos y generar estrategias para ahorrar, esto no se logra en ocasiones debido a sesgos mentales y de comportamiento que les impiden a las personas alcanzar estos propósitos. Una buena forma de invertir es si existen obligaciones que no se han podido cancelar, realizar el pago o abono de estos préstamos. La finca raíz es otra buena forma de invertir en proyectos que, a corto, mediano o largo plazo, resulten rentables. Otra opción en estos momentos de crisis de salud seria de afiliarse a un plan de medicina prepagada”.

Finalmente, desde el programa de Educación Financiera de BBVA recomendaron dedicar mínimo un 10 % de los ingresos de la prima al ahorro. El consejo de la entidad bancaria es depositar el monto en una cuenta de ahorros, abrir un CDT o iniciar operaciones en un fondo de inversión.