Diario del Cesar
Defiende la región

Pueblo kankuamo preocupado por desaparición de madre e hija  

76

Por medio de una marcha, que bloqueó por unos minutos la vía de acceso al corregimiento de Río Seco, jurisdicción de Valledupar, la comunidad kankuama exigió ayer a las autoridades el esclarecimiento de los hechos que tienen que ver con la desaparición de una mujer y su hija de 16 años, pertenecientes a esta etnia.

Las autoridades del pueblo kankuamo denunciaron que Bernabet Zapata Izquierdo y su hija Kelly Villazón, de 16, desaparecieron el día 11 de junio a las 5 a. m., cuando salieron de la finca en donde trabajan ubicada en la vía a Murillo hacia la comunidad de Río Seco – Makumake, en territorio kankuamo.

Según informó una fuente a este medio, Zapata Izquierdo salió, junto a su hija, del predio donde residen, a las 5 a. m., rumbo a Río Seco, donde visitaría a su hijo, quien estaba enfermo.

Aseguró el marido de Zapata que, al ver que esta no regresaba, empezó a buscarla hacia el corregimiento, “porque le pareció extraño”.

Tras la alerta, la comunidad inició un bloque de búsqueda por el camino por donde se supone tuvo que haber pasado.  “Nadie las vio pasar por la carretera, no han llamado a nadie, nadie dio razón de ella, ella es una señora muy juiciosa, tranquila, muy responsable.  Se indagó con trabajadores que cotidianamente están por ahí, pero nadie da razón”, dijo un habitante del territorio.

Tras 72 horas, las autoridades se unieron a la búsqueda pero, hasta el cierre, esta no había dado ningún resultado.

Por ello, el pueblo kankuamo se tomó la vía, con arengas y carteles, exigiendo que se activaran los mecanismos de búsqueda y el retorno a casa de Bernabet y Kelly.

Al finalizar la tarde, el CTI habría encontrado unos restos óseos en el predio donde vive esta familia y se temía que fueran los de progenitora e hija.  No obstante, las autoridades no dieron detalles al respecto.