Diario del Cesar
Defiende la región

Colombia: punto de ‘oro’

60

La Selección Colombia de Fútbol de Mayores empató sobre la hora con Argentina, en el estadio Metropolitano de Barranquilla, y rescató un punto importante en su camino a la Copa Mundial de la Fifa Catar 2021. 

El empate 2-2 en Barranquilla y la victoria ante Perú 3-0 le entregaron a los dirigidos por Reinaldo Rueda un nuevo respiro en la Eliminatoria Sudamericana, donde los resultados de los otros partidos también ayudaron a volver a entrar en la pelea por un cupo al próximo campeonato mundial.

Pero otra pudo haber sido la historia si el cuadro colombiano no cediera tanto terreno arrancando los partidos, como le ha pasado a lo largo de la eliminatoria, donde se va abajo en el marcador muy temprano. Esta vez fue al minuto 2 de juego.

Un cobro de esquina desde el costado izquierdo de la cancha al corazón del área, le dio a Cristian Romero la posibilidad de abrir el marcador, luego de impactar con potencia de cabeza para vencer la resistencia del portero David Ospina, que no pudo hacer nada para evitar la caída de su arco.

El cuadro colombiano no reaccionó y cinco minutos después Leandro Paredes apareció en el área descontando rivales en medio de la confusión de la defensa tricolor, hasta que remató cruzado frente a Ospina, que pese a la salida volvió a quedar sin posibilidad para impedir el gol.

Iban solo siete minutos del partido y la estrategia que había montado el técnico Reinaldo Rueda se había caído, con un marcador adverso que lo llevó a recomponer el equipo, que no despertaba y veía como los gauchos le manejaban el balón con facilidad en la grama del Metropolitano.

A los 29 minutos, con solo contabilizar una llegada al arco de Emiliano Martínez, Rueda envió a la cancha a Luis Fernando Muriel, para intentar buscar más presencia en ataque, ya que el ingreso de aguantar el cero en el partido con Jefferson Lerma no había dado resultado.

La entrada del delantero del Atalanta de Italia le dio un poco más de movilidad a la zona del ataque y Colombia ganó presencia en la portería de Martínez, quien en el minuto 40 se fue lesionado luego de un choque con Yerry Mina, en el que cayó mal.

En el final del primer tiempo Duván Zapata tuvo la oportunidad de descontar en el marcador, luego que Muriel le filtrara un balón que recibió de espaldas, pero que al voltearse la mandó muy por encima de la portería. Sin embargo, se veía a una Colombia con más ganas.

Para la segunda mitad así volvió a mostrar el cuadro colombiano, que arrancó con tres cambios desde el camerino: ingresaron Edwin Cardona, Wilmar Barrios y Miguel Ángel Borja, y salieron Gustavo Cuellar, Luis Díaz y Duván Zapata, para intentar darle un revulsivo desde el comienzo.

Y la estrategia, en un principio, dio resultados, porque se jugó más cerca al área de Agustín Marchesín. Por eso, a los 48 minutos cayó en el área Mateus Uribe, tras una falta de Nicolás Otamendi, que el árbitro del partido no dudó en pitar como falta.

Al frente del balón se paró Muriel, quien remató secó al palo de la mano derecha del portero, que voló para el otro costado, para cantar el primero del seleccionado nacional. Colombia siguió insistiendo, pero Argentina reaccionó y equilibró las acciones.

Después de los 50 minutos apareció la figura de David Ospina, que volvió a mostrar seguridad debajo de los tres palos impidiendo el grito de gol de Lionel Messi, en dos oportunidades claras: un remate de tiro libre, que sacó en el vértice del palo izquierdo; y un remate seco en el borde del área.

Cuando parecía que el partido se iba con la victoria de los argentinos, y a falta de dos minutos para el final del compromiso, sumado el tiempo de alargue, apareció Juan Guillermo Cuadrado, la figura de lejos de Colombia, para ponerle, como con la mano, el balón en la cabeza a Borja para el empate.

Un empate con sabor a victoria para los colombianos, que sumaron cuatro puntos en su tercera salida en la eliminatoria, para recomponer el camino. Parcialmente, el cuadro cafetero se ubica quinto en la tabla de posiciones con 8 puntos.

LA NOTA NEGRA 

Mientras tanto, la nota negra corrió por cuenta de decenas de desadaptados y de enemigos del fútbol y de la Selección Colombia, que se enfrentaron a unidades de policías antidisturbios con quienes chocaron en los alrededores del estadio Metropolitano, que tuvo público en las graderías tras la decisión del gobierno de autorizar un 25% de aforo.

Muchos de los revoltosos, bajo los efectos de la drogas y el ron, quisieron empañar la jornada deportiva.