Diario del Cesar
Defiende la región

Triple crimen en San Diego continúa en la impunidad

290

Han transcurrido 2 años del asesinato de una mujer y sus dos hijos menores de edad en el corregimiento Los Brasiles, jurisdicción de San Diego y hasta el día de hoy  se  desconoce la identidad de la o las  personas que perpetraron el múltiple crimen que conmocionó a la población cesarense.

La investigación quedó a cargo de agentes de la Sijín de la Policía Nacional y a pesar del tiempo transcurrido, no se han registrado capturas por estos hechos sangrientos.

La víctima identificada como Madeleines Parra López, de 26 años, fue hallada muerta el 18 de marzo de 2017, junto a los cuerpos de sus dos hijos de 7 y 9  años, en una finca de la citada zona rural, al norte del Cesar.
La hipótesis más fuerte que tienen las autoridades sobre este infortunio, es un posible hecho pasional, dado que según testigos, unos días antes la pareja de la ama de casa,  había protagonizado un altercado y la amenazó con un arma corto punzante.

De acuerdo con informaciones suministradas por algunos moradores de la citada región,  el administrador de la finca El Oriente, donde ocurrió la tragedia, le dio posada a la mujer y a sus dos pequeños hijos, tras las agresiones a que era sometida por su marido.

La mujer y uno de sus hijos registraron golpes con objeto contundente y arma blanca, mientras que la menor, identificada como Nohemí Torres, presentaba un impacto con arma de fuego.
En el lugar solo fueron encontrados los cadáveres de la mujer y sus dos hijos, mientras que el administrador de la finca, no se encontró en el lugar. Las autoridades buscaron  como principal sospechoso al marido de Madeleines.

“Estamos buscando al compañero  permanente y al administrador de la finca; de acuerdo con versiones que se tienen de moradores del lugar y familiares, hace algunos días se presentó un altercado entre el marido y la mujer muerta, hubo la necesidad de que intervinieran varias personas para que no se presentara un hecho lamentable, ya que este el hombre había llegado con un arma corto punzante para agredirlos; este antecedente indica que esta persona puede estar detrás de este crimen, pero eso hace parte de la investigación”, sostuvo el comandante de la Policía del Cesar, a cargo en ese período.

Precisó además el oficial que “el administrador de la finca no se encontró en el lugar, mencionan sus propietarios que le dieron trabajo hace poco tiempo, que vino del Magdalena y se busca para que explique lo que sucedió en esta sitio”.

Joaquín Pérez Cordero, esposo de una hija de Tomás Enrique Muñoz, dueño de la estancia que se vio manchada de sangre, dijo en su relato a las autoridades que “teníamos encargado de la vigilancia de la finca al señor José, y hace 10 días se presentó un caso de violencia intrafamiliar en frente de la casa; él quiso darle apoyo a la señora y a los niños ya que se encontraba golpeada por su compañero y le dio alojamiento; lo que tenemos después fue lo que sucedió, no sabemos qué manos llevaron a esta situación; el trabajador de la finca está desaparecido, queremos que las autoridades hagan claridad de este asunto”.
Los familiares de los fallecidos oriundos del corregimiento de La Loma, jurisdicción de El Paso- Cesar, claman justicia por el triple crimen y confían en la justicia colombiana para que estos homicidios no queden en la impunidad.