Diario del Cesar
Defiende la región

En Colombia disminuyó el consumo de tabaco 

115

El tabaquismo en Colombia es una realidad que año a año cobra la vida de más de 34.000 personas por enfermedades asociadas al consumo de cigarrillo según cifras del Ministerio de Salud y Protección Social. No obstante, las cifras de fumadores en el país cada año disminuyen, un índice positivo, pues más del 82% de la población colombiana no es fumadora.  Para este 18% fumador, existe un riesgo latente por los efectos que tiene este hábito en diferentes partes del cuerpo.

El tabaco incluye en su humo más de 7.000 sustancias químicas perjudiciales para la salud. Su consumo habitual, trae consigo graves consecuencias en órganos del cuerpo, enfermedades cardíacas, enfermedades pulmonares como EPOC (Enfermedad Obstructiva Crónica) y diferentes tipos de cáncer en pulmón y garganta, principalmente.  “Tener un consumo habitual de tabaco trae unas consecuencias médicas muy complicadas. Por ejemplo, en las mujeres tiene un efecto adverso en las probabilidades de quedar en embarazo, y en aquellas que se encuentran embarazadas, corren un mayor riesgo de aborto, embarazos ectópicos, partos prematuros, entre otras situaciones que afectan el desarrollo del feto”, explicó un experto

De igual forma, agudiza las enfermedades cardiacas como infarto agudo de miocardio, accidentes cerebrovasculares, arterioesclerosis, entre otras afecciones con graves consecuencias a corto, mediano y largo plazo.

A nivel mundial, el tabaco causa la muerte de más de ocho millones de personas cada año. Sin embargo, 1,2 millones de estas, mueren por ser expuestas al humo ajeno, volviéndolos, fumadores pasivos. Esta situación es silenciosa, ya que los pacientes desconocen las posibles consecuencias al no ser consumidores directos.  Está comprobado que ser fumador pasivo es altamente peligroso para la salud, pues tiene consecuencias similares a los fumadores habituales. La aparición de enfermedades pulmonares, cardiacas, y hasta cáncer es posible así no se haga un consumo directo. Además, afecciones como irritación de vías respiratorias y nasal.

El COVID-19, ha demostrado la necesidad de fortalecer hábitos saludables y evitar por las consecuencias mortales que tienen las comorbilidades en el virus. El consumo habitual de tabaco produce algunas de las principales enfermedades asociadas, razón por la cual, es importante disminuir o eliminar su consumo.

 Es claro que el consumo de cigarrillo produce complicaciones pulmonares que pueden repercutir en consecuencias para combatir el coronavirus. Además, como lo explicó la Subdirección de Enfermedades no Transmisibles del Ministerio de Salud y Protección Social, el humo del tabaco deteriora los mecanismos de defensa del aparato respiratorio, aumentando las complicaciones y posibilidades de morir por la infección del COVID”, explicó Sarmiento.   Y es que según el documento “Influencia del tabaquismo en la infección por coronavirus” de la Asociación Colombiana de Neumología y Cirugía de Tórax, las posibilidades de progresión del virus en personas fumadoras son 14 veces mayor comparado a las no fumadoras.

Ejercicios para aumentar la capacidad pulmonar

Tener una capacidad pulmonar desarrollada permitirá combatir con más facilidad las afecciones causadas por el tabaquismo. Para lograrlo, Se recomienda ejercicio aeróbico como caminar, trotar, montar bicicleta, nadar y bailar.

Al realizar estas actividades los músculos consumen más energía, se requiere más oxígeno, se respira con más frecuencia y se hace mayor movimiento del aire en el cuerpo.