Diario del Cesar
Defiende la región

Código Disciplinario enfrenta a la coalición de gobierno  

36

Los supuestos poderes con los que quedaría la Procuraduría General de la Nación para poder perseguir a los alcaldes y gobernadores de partidos de oposición, es el tema que divide la discusión del proyecto de ley que reforma el Código Disciplinario.

Este precisamente fue el principal tema de discusión que se dio en el marco de la sesión de las Comisiones Primera conjuntas, que discuten el proyecto de ley que radicó sobre ese código en meses pasados la procuradora general, Margarita Cabello.

En tal sentido, el senador opositor Roy Barreras consideró que “el proyecto le entrega facultades a la Procuraduría para que ejerza funciones jurisdiccionales, es decir, convierte a la Procuraduría en juez. En manos de la Procuraduría quedan todos los mandatarios y particularmente todos los alcaldes y gobernadores alternativos o independientes, que no hacen parte de la coalición de gobierno”.

La también senadora, Angélica Lozano (Alianza Verde), sostuvo que “le diremos a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que este proyecto de ley viola flagrantemente el mandato que dio a Colombia de adecuar su ordenamiento jurídico, pero con el factor perturbador de cercenar el derecho a compañeros con un posible abuso del poder disciplinario que este proyecto va a regular”. Lozano hacía referencia al caso de Gustavo Petro cuando fue alcalde de Bogotá, luego de que se cayó su destitución por parte del exprocurador Alejandro Ordóñez, y que de acuerdo a esa corte se debe incluir en la normatividad colombiana esta norma.

Sumado a lo anterior, desde las filas de la oposición se cuestionó la apertura de investigación que hizo la Procuraduría al senador Alexander López y los representantes Inti Asprilla y Ángela María Robledo también de esa tendencia.

Sin embargo la senadora del Centro Democrático, Paloma Valencia, sostuvo que la teoría de la oposición es equivocada, “no hay tal, ni hay por qué aceptar que se hagan esos comentarios. Ahora, a todos nos abren procesos disciplinarios cuando la ciudadanía presenta quejas, las cuales deben ser atendidas”.