Diario del Cesar
Defiende la región

Con una marcha se opondrán a la construcción del Centro Cultural de la Música Vallenata 

78

POR: NINOSKA REYES URDANETA 

A partir de las 8:00 de la mañana de este miércoles 19 de mayo, miembros de la sociedad civil en el municipio de Valledupar, están convocando a una marcha en contra de la construcción del Centro Cultural de la Música Vallenata, obra que consideran un ‘capricho’, en estos tiempos de pandemia donde las inversiones deben tener destinación social.

El anuncio de la adjudicación de la obra que alcanzará una inversión de 140.000 millones de pesos, fue hecho la semana pasada por el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, lo que de inmediato generó repudio en algunos sectores de Valledupar, mientras otros lo respaldan y consideran es una obra necesaria para fortalecer e impulsar el folclor vallenato.

Los convocantes no están de acuerdo que se invierta la millonaria cifra en lo que han denominado ‘mole’ de cemento, cuando el Cesar es el quinto departamento más pobre del país, en donde la población tiene hambre, el desempleo es alto, y en donde el personal médico del Hospital Rosario Pumarejo de López y el Instituto De Rehabilitación Especial del Cesar, IDREEC no le pagan desde hace 29 meses.

Iván  Lozano, un abogado vallenato, es uno de los convocantes a la marcha, quien en un reunión en la que estaban el gobernador, el alcalde de Valledupar, Mello Castro y el director del Departamento Nacional de Planeación, DNP, Luis Alberto Rodríguez, le dijo que se van a destinar los millonarios recursos en un centro de cemento mientras que el sector cultural, el trabajador independiente de la cultura se está muriendo de hambre.

 “Señor director del DNP lleve el mensaje que en el Cesar la gente se está muriendo de hambre y nosotros los jóvenes no tenemos la oportunidad ni de acceder a educación superior y mucho menos de acceder a un empleo, porque los grandes talentos, los jóvenes que se preparan tienen que salir a Bogotá, porque aquí no hay oportunidades para los jóvenes”, dijo.

Durante las últimas horas fue convocado un espacio en Twitter en el que participaron varios actores políticos y sociedad civil, quienes expusieron el por qué no es el momento de construir el centro que ya fue adjudicado y del que se dice que la firma ganadora hace parte del emporio de la casa Char y Daes de Barranquilla, pues además en la licitación pública se presentó un único proponente.

Consideran que no es el momento de hacer semejante inversión en una obra que quizás se alcanzará a inaugurar en muchos años. El departamento  necesita una reactivación de la economía y no de un proyecto que si bien podrá generar turismo a futuro, en la actualidad no atraería a nadie por la pandemia de Covid-19.

OPINIONES 

En el municipio muchas han sido las críticas y los elogios que ha recibido el proyecto, tal es el caso del exalcalde de Valledupar, Fredys Socarrá, quien  a través de su cuenta en Twitter, expresó: “No es el momento para una inversión tan voluminosa que ocupará cerca del 50 % de los recursos de inversión del periodo, los efectos lesivos en pobreza, desempleo, productividad y el campanazo de Prodeco, que es el inicio de la cascada de pérdidas de empleo que se viene. Dejo mi constancia”.

La diputada Claudia Margarita Zuleta, dijo no estar de acuerdo que el Centro Cultural de la Música Vallenata, sea un proyecto que deba priorizarse en las inversiones para los próximos cuatro años.

 “En estos momentos el departamento tiene una alta necesidades básicas insatisfechas, unos indicadores en materia de pobreza múltiple  que no han recibido la atención por parte del gobierno departamental; existen brechas profundas en materia de cobertura y calidad de la educación; mientras que  los sectores productivos son los que están demandando dotaciones para emprender una nueva dinámica en esta fase de la economía tan golpeada por la pandemia”, dijo.

Entre tanto, quince vendedores estacionarios que están ubicado en los alrededores de los terrenos donde se construirá el centro cultural, piden al Gobierno departamental su reubicación, ya que quedarían sin el medio para llevar la comida a sus hogares.

Tal es el caso de Mirian Robles, quien desde hace más de 20 vende almuerzos en la zona,  asegura el proyecto tiene fecha de inicio y a ellos no le han socializado nada. “Quedaremos sin fuentes de trabajo, sin llevar recursos a nuestros hogares, ya que muchas mujeres somos cabeza de hogar”.

La Gobernación ha anunciado que estos comerciantes serán reubicados de manera gratuita, el proyecto los acoge y pronto recibirán la información requerida.