Diario del Cesar
Defiende la región

Disidencias de las Farc están tras vandalismo  

45

Integrantes de las Disidencias de las Farc estarían tras el ataque a las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata, URI, de la Fiscalía y de Medicina Legal en Popayán, informó este miércoles el ministro de Defensa, Diego Molano tras un consejo de seguridad.

Luego de este evento extraordinario, el ministro agregó que estos delincuentes estarían ubicados en dos comunas de la ciudad. También dijo que fueron identificados algunos de los cabecillas de los actos vandálicos entre los que se encuentran alias `Andrés´, `Cheto´, y `Maíz´ y dijo que se ofrece una recompensa de hasta 50 millones de pesos por información sobre estos hechos.

Agregó que los ataques deben ser calificados como actos terroristas: “nada justifica que se tome justicia por sus propias manos y un grupo de delincuentes hubieran destruido estas instituciones”.

También que este es un ataque premeditado y organizado, porque en dos ocasiones anteriores ya lo habían intentado sin éxito. Y añadió que “este evento no solo buscaba su destrucción sino adicionalmente, pretendía afectar el desarrollo de la justicia”.

Esto según él porque fueron afectados cinco despachos en donde se desarrollan investigaciones sobre crímenes de organizaciones criminales, además de 38 procesos contra personas que habían ejecutado acciones terroristas en el departamento del Cauca. Añadió que durante este ataque 51 armas, entre las que hay 15 fusiles, fueron robadas del lugar.

Por esta razón y con base en información de inteligencia que dice que los actos vandálicos continuarán en la ciudad, anunció que seis secciones del ESMAD llegaron a la ciudad para garantizar el control de la ciudad, al igual que tres pelotones del Ejército Nacional.

Frente a la muerte de Sebastián Quintero Múnera, estudiante de quinto semestre de ingeniería informática del Colegio Mayor del Cauca y de una joven de 17 años en la ciudad son lamentables y dijo que el esclarecimiento de estos hechos deben realizarse de manera rápida.

Por su parte el ministro del Interior, Daniel Palacios Martínez, dijo que estos son ataques a la justicia y que por lo tanto no deben ser aceptados, y deben ser rechazados porque no existe justificación a la violencia.

Agregó que el Gobierno se mantiene firme en la idea del diálogo con todos los sectores y agregó que se puede ceder “el aparato de justicia colombiano a las redes sociales, porque el único que puede determinar a la causa de muerte de un ciudadano es Medicina Legal y la Fiscalía”, esto debido a las denuncias que existen por la muerte de Sebastián Quintero y de una joven de 17 años en la ciudad y que señalan a miembros de la Fuerza Pública.