Diario del Cesar
Defiende la región

En Curumaní exigen la conservación de la quebrada San Pedro

446

Por iniciativa del grupo ecológico ‘Curumaní Verde’ y el acompañamiento del director de Corpocesar, Julio Suárez Luna, se desarrolló por primera vez un conversatorio en busca de soluciones para la problemática que afecta a la quebrada San Pedro.

El evento se dio en la Institución Educativa San José, con la asistencia del subdirector de Gestión Ambiental, Antonio Rudas, el coordinador de Corpocesar, seccional Curumaní, Natalio Gómez, el coordinador de Pomcas en el departamento, Libardo Lascarro, el líder del grupo ecológico ‘Curumaní Verde’, Elver Lozano, y el gerente de Acuacur, César Centeno.

Los directivos escucharon y despejaron dudas a los habitantes que tomaron la palabra durante el encuentro. Se pudo determinar que algunos procesos no le competen directamente a Corpocesar, lo que demuestra un desconocimiento de las funciones propias de las instituciones por parte de la comunidad en general, por ejemplo, el vertimiento de aguas residuales es un problema sanitario que inicialmente la empresa de servicios públicos debe abordar en conjunto con la administración municipal. La Corporación entra a sancionar a aquellos que causen afectación al medio natural por fuera de lo establecido en la normatividad ambiental.

“Hay mucha desinformación, la comunidad tiene algunos preconceptos que no son los correctos. Mi compromiso con la quebrada San Pedro, es gestionar un proyecto para ejecutarlo este mismo año, donde se determinen acuerdos de conservación por escrito con la comunidad y los dueños de los predios cercanos a la quebrada y de esta manera iniciar un proceso de reforestación en las  áreas afectadas”, afirmó el director de Corpocesar, Julio Suárez Luna.

 

RACIONAMIENTOS DE AGUA

Elver Lozano, líder del grupo ecológico, ‘Curumaní Verde’, manifestó que los habitantes, se someten a racionamientos de agua por causa del mal manejo de los elementos naturales, y adicional a ello, la empresa de servicios públicos Acuacur, tiene algunos inconvenientes. “Lo que se pudo ventilar aquí es que en la captación hay un litraje, pero parece ser que todo ese litraje no llega a la población, lo que quiere decir que hay algunas fugas en el trayecto”, sostuvo Lozano.

Finalmente, la comunidad se mostró agradecida por el interés del director en explicar y plantear soluciones a la problemática de la fuente de vida de Curumaní y recalcó que la conciencia ambiental no puede darse solo cuando se presenta el problema, sino, en todo momento.