Diario del Cesar
Defiende la región

Valencia de Jesús llora a su hijo 

116

POR: NINOSKA REYES URDANETA 

“Cuando llegan las horas de la tarde/que me encuentro tan solo y muy lejos de ti…Me provoca volve’ a los guayabales/de aquellos sabanales donde te conocí…Mis recuerdos son aquellos paisajes/ los estoy pintando exactos como son…Ya pinté aquel árbol del patio/que es donde tú reposas cuando calienta el sol…”. Esta canción, Los Sabanales, de su admirado Calixto Ochoa, retumbaba ayer en las calles del corregimiento de Valencia de Jesús, donde sus habitantes recibieron entre lágrimas y aplausos los restos de su querido William Rosado.

El repique de campanas, en la iglesia Valencia de Jesús, anunciaba al pueblo la llegada de su amigo y periodista, pero esta vez no fue para celebrar la Semana Santa o algún evento religioso en la plaza principal del pueblo, llegaba a su última morada, tras fallecer la madrugada de este 11 de mayo a causa del Covid-19.

Al paso de la caravana fúnebre, se observaban las casas con la bandera de Colombia a media asta, como señal de luto en el pueblo. La música vallenata que más le encantaba resonada en todos los rincones, mientras el llanto se observaba en el rostro de los habitan de esta tierra, que vio nacer en la década de los 60, y también vivió la satisfacción de su progreso y lucha por las obras sociales.

Pasadas las 11:00 de la mañana sus restos fueron sepultados en el cementerio central del corregimiento de Valencia de Jesús. La impotencia y el dolor no se hicieron esperar. Todos le dieron un último adiós a este gran ser humano y profesional de la comunicación.

Como todo valenciano William Rosado, era devoto de Jesús de Nazareno, patrono de estas tierras, y hacía parte de la Hermandad que por más de dos siglos ha celebrado la Semana Santa, más antigua de la región.

José Gutiérrez, vicepresidente de la Hermandad de Jesús de Nazareno,  expresó “estamos muy dolidos, no sabemos si podremos hacer algo en su honor porque las cosas están muy complicadas, sin embargo, en estos casos lo que la hermandad hace es llevar un presente a la familia. William no tiene calificativo, porque fue un grande para su pueblo siempre solidario y colaborador, un dolor que nos embarga a todos… estamos sin aliento”, dijo.

Entre las últimas acciones que hizo William, por su pueblo y en especial por la iglesia y la Hermandad de Jesús de Nazareno, fue gestionar desde Radio Guatapurí, que los entes gubernamentales volcaran su mirada hacia este templo, el cual por su antigua construcción y falta de mantenimiento se encuentra deteriorado, al punto de estar cerrado hasta que se le realice una intervención, la cual ya ha sido aprobada por el Ministerio de Cultura, la Gobernación del Cesar y Alcaldía de Valledupar.

HOMENAJE PÓSTUMO 

Ayer en horas de la tarde, los periodistas de Valledupar rindieron un homenaje póstumo a William Rosado en la sede de Radio Guatapurí. Colocaron un pendón con parte de sus poemas y ofrendas florales como señal de hermandad y agradecimiento por su contribución al periodismo.

Uno a uno, fue colocando su ramo de flores, además de expresar una palabra de aliento y en honor a este gran profesional que seguirá engalanado desde el cielo el periodismo vallenato.

La Sociedad de Autores y Compositores de Colombia Sayco, en cabeza de su Consejo Directivo y su Gerente General, también  ofrecieron sus condolencias al gremio periodístico de Valledupar y de la Costa Caribe, por el lamentable fallecimiento del periodista, escritor y presentador William Rosado.

“Este importante hombre de la Radio, oriundo del corregimiento de Valencia de Jesús, se destacó por su gran don de gentes, su amabilidad y responsabilidad frente al micrófono; razón por la cual gozó del respeto y admiración de sus colegas. Con una trayectoria de más de tres décadas, William Rosado se desempeñó como periodista y locutor en emisoras como Radio Guatapurí, Radio Reloj de Caracol, y la Voz del Cañahuate, entre otras. También trabajó en periódicos como Vanguardia Liberal y Diario del Cesar”.

Fue un gran defensor del folclor vallenato, autor de libros y biógrafo del gran Calixto Ochoa. También incursionó como compositor y es así cómo recordamos su tema “La Suegra” interpretado por el maestro Jesús Vides. El periodismo vallenato y la cultura musical sufren una gran pérdida.