Diario del Cesar
Defiende la región

Santa Marta dispone de solo 35 camas UCI 

78

POR 

KATIA 

VÁSQUEZ 

La ocupación de camas de cuidados intensivos en la capital del Magdalena es del 85,7%. De 244 camas habilitadas solo hay 35 disponibles. 

Desde que inició la pandemia en marzo del 2020, actualmente Santa Marta atraviesa la peor crisis sanitaria de su historia. Además del repunte de los casos para Covid-19, la ocupación de camas UCI sigue manteniendo cifras alarmantes.

En el distrito, de las 244 camas UCI disponibles, 131 están ocupadas con pacientes positivos para Covid-19, 18 sospechosos de la enfermedad y 60 con pacientes de otras patologías, para un total de 35 camas disponibles. Por eso, la capital del Magdalena continúa en alerta roja, con una tasa de ocupación del 85,7 %.

El secretario de Salud del Distrito, Henrique Toscano, advirtió que, pese a la gran cantidad de infectados y muertos registrados en marzo y abril, todavía no se ha alcanzado la cima de contagios, por lo que se espera que en este mes de mayo la emergencia sanitaria continúe dejando consecuencias graves.

“Hay que estar preparados para por lo menos dos o tres semanas muy fuertes; en este tiempo la única opción para cada persona es extremar los cuidados a través de un autoconfinamiento”, añadió Toscano.

Según la información del Centro Regulador de Urgencia -CRUE- de la Secretaría de Salud Distrital se reporta, a corte de este lunes 10 de mayo, que el Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche tiene 23 camas disponibles de las 84 que tiene habilitadas para atender a pacientes en estado de gravedad, entre esos los que se hospitalizan en cuidados intensivos por Covid-19 y por patologías generales.

Mientras que algunas clínicas privadas como El Prado, La Mujer y Bahía se encuentran colapsadas, es decir, no tienen camas disponibles para atender a pacientes en cuidados intensivos.

De igual manera, es pertinente mencionar que, la Avidanti, que es la segunda clínica de la ciudad con mayor capacidad instalada (34 camas UCI de adultos), actualmente solo tiene una cama disponible, mientras que La Milagrosa solo dispone de 4 camas.

NO BAJAR LA GUARDIA 

Los elementos de protección personal (EPP) son fundamentales no sólo para proteger al personal de salud de los agentes patógenos, sino también para evitar la transmisión de estos a los pacientes. Y tanto su correcta utilización como la administración de este recurso finito adquiere una importancia mayor en el medio de una pandemia como la de coronavirus.

De acuerdo al análisis del secretario de Salud del Distrito, Henrique Toscano,  el aumento de los casos se debe en su gran mayoría al incumplimiento de los ciudadanos de los protocolos de bioseguridad y uso de los EPP, como también a la indisciplina social en los sitios públicos con grandes aglomeraciones, fiestas y parrandas sociales con alto consumo de licor, algunos restaurantes y bares que cambiaron a restaurante, con ventas indiscriminadas de licores como también de servicio de baile de la clientela.

Con respecto a seguir implementando medidas estrictas, Henrique Toscano, secretario de Salud del Distrito, manifestó, “es por el bien de todos, es para preservar la salud y la vida de las personas, de los habitantes de Santa Marta, estas medidas buscan cortar la cadena de transmisión, la cadena de contagio del virus de la pandemia del Covid-19”.