Diario del Cesar
Defiende la región

Corretean a los “revoleadores” en la terminal  

63

“Maicao, Fonseca, Aguachica, La Jagua… a la orden”, son los gritos de día a día se escuchan en los alrededores del Terminal de Transportes de Valledupar, por parte de los llamados “revoleadores o pregoneros”, un grupo de personas que labora buscando pasajeros, sin ninguna autorización por parte de las empresas de transporte y en algunos casos hasta ofrecen tarifas superiores a las reales.

Pero el relajo se acabó, y el Terminal de Transportes de Valledupar, junto a la Policía Nacional y la Superintendencia de Transportes, intensifican los controles en las puertas de acceso principal, así como recorridos constantes por parte del equipo operativo de la institución, informó Luis Eduardo Calderón Fuentes, gerente del terminal.

Los llamados ´revoleadores o pregoneros´, promocionan pasajes a sus potenciales usuarios sin el debido control, práctica que es ilegal, según el Ministerio de Transporte.

Calderón informó que se solicitó a las empresas transportadoras el listado de sus empleados, los cuales deben estar debidamente identificados, además se está haciendo revisión de antecedentes y comparendos de las personas que se mueven dentro y fuera de la Terminal.

“Nuestro compromiso es que los usuarios tengan la libertad de elegir su empresa y destino de viaje sin ser presionados y a que a su vez estos viajeros adquieran los pasajes en las ventanillas asignadas a cada empresa”, dijo Luis Calderón.

Directivas de la Plataforma Terrestre están convencidas que con la erradicación de este flagelo se le aporta mayor rentabilidad a la Terminal y se genera más seguridad para el pasajero. El revoleo permite la competencia desleal, la inseguridad y propicia una problemática social dentro de las instalaciones.

Estos controles se realizan en paralelo con los operativos en las entradas de la Valledupar los cuales buscan contrarrestar el transporte informal   y garantizar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad que impiden el posible contagio del coronavirus y de asegurar también un viaje confiable que cumpla con todos los requisitos legales.