Diario del Cesar
Defiende la región

Denuncian rebrote de Covid en el patio 9 de ‘La Tramacúa’ 

79

POR: NINOSKA REYES URDANTA 

Un presunto rebrote de Covid-19 se estaría presentando en la Penitenciaría de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, conocida como ‘La Tramacúa’, según lo denunció el Movimiento Nacional Carcelario, a través de un comunicado.

Afirman que el contagio se estaría presentando en el patio 9 de mediana seguridad, donde fue ubicado un interno días después de haber ingresado de la calle, sin verificar su estado de salud.

“Al interno le habían practicado la prueba de Covid, pero sin darle el resultado que finalmente fue positivo, por lo que lo aislaron en el patio 7. Posteriormente a ese hecho unos 40 internos del patio 9 empezaron a presentar síntomas de contagio sin que hasta la fecha hayan recibido ninguna atención”, dice el comunicado.

Jean Carlos López, delegado de la Personería para Asuntos Penitenciarios y Carcelarios, dijo que hasta ahora solo tienen conocimiento de siete casos de Covid-19 que ya están siendo tratados por las autoridades de salud, de hecho, los privados de libertad fueron aislados al patio 7 donde reciben la asistencia en salud.

Dijo que los contagios se han dado quizás por el contacto con algún personal administrativo y guardianes, que han sido infectados por el Covid-19, sin embargo, la situación se mantiene controlada.

 “Hasta ahora no tenemos conocimiento de un rebrote del virus, de hecho últimamente se han realizado visitas frecuentes al recinto penitenciario, para verificar el estado de salud del privado de libertad, que se mantenía en huelga de hambre. Esta persona ya levantó su protesta y está a la espera de una respuesta a sus peticiones de traslado humanitario”.

REO LEVANTÓ HUELGA DE HAMBRE 

Por otra parte, el Movimiento Nacional Carcelario, informaron, que luego de 28 días de huelga de hambre, el interno Aimer Serrano Serrano, decidió levantar la huelga de hambre, luego que el 19 de abril junto a otros 130 internos a manera de protesta, dejaron de recibir alimentos al considerar que se le están vulnerando los derechos y dignidad humana, principalmente en el servicio de alimentación, sin embargo, esta huelga de hambre fue levantada tras la negociación con el INPEC y la USPEC, “que contó con la intervención de las instituciones de control que además deben hacer seguimiento a los cumplimientos”.

Pero en el caso concreto de Serrano, este decidió continuar con la protesta en busca de un traslado humanitario a la cárcel La Picota de Bogotá, “dado que por su permanente activismo en las reivindicaciones carcelarias siente que ha sido perseguido y estigmatizado por algunos guardias de este establecimiento. Esta petición no ha sido resuelta por la institución que prefiere llevar al borde de la muerte al interno antes que dar una salida de fondo”, afirmaron en el comunicado.

Por tal motivo, hicieron un llamado a los organismos de control, al Ministerio de Justicia, a las Comisiones de Paz y DDHH del Congreso de la República para que realicen un seguimiento a estos presuntos hechos y además tomar las medidas y protocolos para contener la pandemia de manera urgente. También piden el seguimiento al estado de salud del interno Aimer Serrano Serrano y se resuelva su petición de traslado humanitario.

INEFICIENTE ATENCIÓN EN SALUD 

Patricia Obando, defensora de Derechos Humanos, afirmó que lamentablemente en el centro de reclusión, los privados de la libertad no tienen una adecuada atención médica, de allí el temor de notificar al momento de presentar síntomas para Covid-19.

 “Los presos se enferman de Covid-19, temen que los aíslen porque en el lugar quedan en peores condiciones. Guardan silencio frente a ese tema, y se crea una situación compleja porque el virus está siempre presente en el centro penitenciario”, dijo.

También están siendo afectados por infecciones en la piel, debo al tiempo que permanecen expuestos al sol cuando salen a los patios a recrearse. No hay ningún tipo de resguardo, ni cuando reciben las visitas.

Sobre el caso del interno Aimer Serrano, la Asociación de Familiares de personas Privadas de Libertad, entablaron una acción de tutela, argumentando los motivos por el cual se está pidiendo su traslado humanitario. “Él siente que a raíz de su liderazgo, algún personal de guardia lo estigmatiza y siente persecución y miedo”, dijo.