Diario del Cesar
Defiende la región

Negada libertad a feminicida 

102

El Juzgado Primero Penal Municipal con función de control de garantías de Valledupar negó la libertad por vencimiento de términos a Ayrton Martínez Ardila, de 35 años, acusado por la Fiscalía 7 Seccional del feminicidio de su compañera sentimental, María Claudia de la Rosa Estrada, de 28 años, en hechos ocurridos en la urbanización Lorenzo Morales de esta ciudad en abril de 2019.

El abogado defensor de Martínez Ardila solicitó la medida invocando el artículo 317 numeral 6 del Código de Procedimiento Penal, el cual señala que esta procede “cuando transcurridos ciento cincuenta (150) días contados a partir de la fecha de inicio de la audiencia de juicio, no se haya celebrado la audiencia de lectura de fallo o su equivalente”.

No obstante, el togado denegó la solicitud por considerar que no se ha cumplido el término iniciado por la ley.

El hombre, de oficio mototaxista y quien está preso en ‘la Tramacúa’ de Valledupar desde 2019, fue acusado por la Fiscalía 7 Seccional adscrita a la unidad de vida, de la presunta comisión del delito de feminicidio agravado.

ASÍ FUE EL CRIMEN 

Según la investigación, la víctima, que se ganaba sus propios ingresos vendiendo empanadas a las afueras del sector donde fue ultimada, fue herida a eso de las 6 a. m de la fecha en mención cuando sostenía una discusión con su pareja, quien al parecer, le habría propinado dos puñaladas en el tórax y una más en el cuello.

Esta última herida con una profundidad que le causó un serio compromiso de sus órganos vitales y posteriormente, la muerte, cuando era atendida en un centro asistencial de esta capital.

“Funcionarios de la policía de vigilancia, cuando se encontraban realizando labores propias del servicio, son informados por central de radio sobre un requerimiento de una riña intrafamiliar en el apartamento 301 de la torre 17 del barrio Lorenzo Morales de esta ciudad y al llegar observaron un sujeto que vestía con una pantaloneta de color negro, portaba un arma blanca tipo navaja, y estaba impregnado de sangre; quien al advertir la presencia de la policía, emprende la huida corriendo. Salen en su persecución, junto con varias personas que gritaban que él acababa de herir a su esposa. En el transcurrir del camino, aproximadamente a 200 metros, el sujeto se iba autolesionando en varias partes del cuerpo y al momento cae al suelo, permitiendo su aprehensión por parte de la policía, quien posteriormente lo identificó como Ayrton Martínez Ardila e incautó el elemento material probatorio”, dijo la Fiscalía.

Los vecinos afirmaron que desde la noche anterior la pareja había departido cerca de la vivienda y más tarde decidieron regresar a casa para descansar, pero que de un momento a otro y al calor de los tragos, empezó un escándalo en ese sitio.

INTENTÓ SUICIDARSE 

El agresor, quien aparentemente escapó hacia un lote enmotado, y perturbado por los recientes acontecimientos, con el mismo cuchillo se autoinfligió varias puñaladas en el cuello, en el tórax, los brazos, la pierna derecha, y una en el abdomen que le produjo exposición visceral.

En ese momento una llamada al 123 de la Policía alertó a los uniformados que llegaron al sector e iniciaron los actos urgentes del caso, y tras realizar una búsqueda del homicida, lo hallaron malherido.

Sobre la víctima se conocía que era oriunda de Chimichagua, era ama de casa, vendía empanadas en la urbanización, convivía con su asesino desde hacía más de una década y tenían dos hijos de 10 y 11 años.