Diario del Cesar
Defiende la región

Vandalos y delincuentes destrozaron el legado cultural de Valledupar 

120

POR: NINOSKA REYES URDANETA 

Las jornadas de protestas que en el marco del Paro Nacional se llevan a cabo en varias ciudades del país, se hicieron sentir en el municipio de Valledupar, donde la tarde del lunes las manifestaciones, lideradas por estudiantes universitarios, se desembocaron en fuertes disturbios y enfrentamientos entre civiles y la policía, dejando daños a los bienes públicos y varios detenidos.

La convocatoria se inició en la plaza del barrio Primero de Mayo y al llegar a la glorieta de la Terminal de Transportes de Valledupar, entre arengas y actos vandálicos, presuntamente causados por infiltrados, dañaron la escultura de Peter Manjarrez, le rompieron el brazo derecho que posteriormente se vio en manos de un joven que llevaba su rostro tapado.

De allí los ánimos se caldearon y el grupo de protestantes se dirigió  al Parqueadero Municipal, ubicado al lado del Terminal de Transportes, donde causaron daños al portón de acceso. En ese momento, actuó el Esmad y se generó el enfrentamiento en los alrededores de la avenida Simón Bolívar, generando caos en la ciudad.

Pasadas las 9:00 de la noche la situación se mantenía, mientras se  registraban daños a la red de semáforos en la zona y situaciones de zozobra en la comunidad, cuyos residentes en varias oportunidades salieron en busca de auxilio por los efectos de los gases lacrimógenos.

En las manifestaciones participaban más de un centenar de jóvenes, unos encapuchados y otros con sus rostros descubiertos, gritando arengas y consignas, sobre sus peticiones al Gobierno nacional.

Los daños causados al monumento del ‘Caballero del Vallenato’, quedaron evidenciados en varios videos donde se observa a un joven encapuchado y tatuado, llevándose el brazo de la escultura y una joven dice: “barro barro, esto no se hace” y otra con rostro descubierto exclama “esto no nos representa” refiriéndose a la obra de arte que tiene la figura del artista vallenato.

La escultura de Peter Manjarres fue inaugurada el 4 de diciembre de 2019 por el alcalde de ese entonces, Tuto Uhía, en un reconocimiento a la trayectoria del cantante, ganador de dos Grammys Latinos y quien ha entregado muchos éxitos al folclor vallenato, siendo un digno representante de la cultura colombiana.

TERRIBLE ACTO

Al respecto, el escultor de la obra, José Tobías Hinojosa, calificó el hecho como repudiable al haber escogido la obra como blanco de las protestas. Estas estatuas en honor a los cantantes vallenatos, representan la esencia cultural de la ciudad, son su imagen y es triste que la misma ciudadanía las destruya.

Explicó que la escultura está elaborada en material de resina epóxica y diseñada a tamaño real. Esta es la segunda vez que la atacan, ya que en el 2019 le fue arrancado el dedo índice de la mano derecha, “En esta oportunidad la reparación pasaría los 15 millones de pesos, porque el daño es mayor y toca retocarle la pintura completamente”.

Es importante resaltar que desde el 28 de abril que iniciaron las protestas, en Valledupar han salido tres veces a manifestar, dejando además daños al monumento  a la ‘Maríamulata’ y el Obelisco, los cuales fueron teñidos con grafitis y arengas que perjudican la imagen de la ciudad.

También se reportan daños a la red de semáforos en la avenida Simón Bolívar, a la altura de los quioscos de la ‘Y’, en la cual el Gobierno municipal había invertido recientemente 50 millones de pesos.

INFILTRADOS GENERARON EL CAOS 

Mauricio Vega, uno de los jóvenes detenidos en la protesta,  manifestó que tuvo cuatro horas en el CAI del Terminal de Pasajeros, donde los policías lo señalaban como organizador de los disturbios.

“Soy fotógrafo de profesión y solo estaba captado imágenes en el lugar, además de grabar videos y realicé un en vivo por las redes sociales, que alcanzó más de 7.000 personas conectadas. Lo que ocurría en Valledupar se conoció en todo el país”, dijo.

Agregó que la violencia la generó un grupo de desconocidos que llegaron tirando piedras al CAI de la policía, a causar daños en la glorieta del Terminal y otros desmanes que desencadenaron en fuertes enfrentamientos.

En medio de la confusión Vega asegura que fue capturado por los uniformados, quienes lo despojaron de su teléfono celular, el cual revisaron completamente para ubicar alguna evidencia de algún delito. “Los bolsos, donde llevaba la cámara lo revisaron, pero estaba descargada y no hubo manera de sacar el material. Finalmente me dejaron en libertad, pero hay que aclarar que los disturbios no lo generaron los estudiantes”.

TRECE ADULTOS Y DOS MENORES DETENIDOS 

Los disturbios generados en Valledupar, dejaron como saldo quince personas detenidas, entre las que se encontraban dos menores de edad, a quienes se les restituyeron sus derechos y entregados a sus padres.

Al resto de los capturados se les aplicó la ley 1801. Uno de ellos fue puesto a disposición de autoridad competente, por tener orden de captura por el delito de fuga de presos, asimismo este presentaba antecedentes por ataque a funcionario público y hurto, según lo informó el Teniente Coronel, Elkin Corredor, comandante Operativo de Seguridad Ciudadana en el Cesar.

Ofreció un parte de tranquilidad sobre los hechos acaecidos el lunes, donde los estudiantes universitarios salieron a ejercer el derecho a la protesta. “Al llegar al Terminal de Transporte de Valledupar, algunos desadaptados quisieron ingresar por la fuerza al parqueadero de Tránsito Municipal, con el fin de hurtan, incinerar y causar actos vandálicos, por lo que hubo la necesidad de la intervención del Esmad para controlar la situación”.

Por otra parte, instó a la comunidad no hacer eco de los videos que están circulando en las redes sociales, lo cuales están causando desinformación y creando pánico colectivo, ya que corresponden a hechos ocurridos en otras ciudades del país.

MILITARES EN LA CALLE 

Entre tanto, el secretario de Gobierno de Valledupar, Luis Enrique Galvis, afirmó que el municipio seguirá custodiado por miembros de la fuerza pública, como las acciones especiales del Esmad, grupos de investigación del Estado y el Ejército, ante las protestas que ayer por la noche culminaron en disturbios y destrozos a bienes públicos.

Dijo que se abrió un proceso de investigación para determinar responsabilidades. “Este tipo de actos vandálicos, son una amenaza latente que generaron zozobra en la ciudad. No se permitirá más desorden en la ciudad”, dijo.

Afirmó que según información de inteligencia, se determinó que a varios “muchachos los infiltraron grupos de personas que tenían las intenciones claras de cometer delitos o actos vandálico en Valledupar, como ocurrió en el Parqueadero Municipal, donde intentaron despojar al vigilante de su arma de dotación. Ayer se logró dar captura a algunas de las personas con las que se pretenden generar desorden en la ciudad”.

Fue un balance lamentable, Valledupar no está acostumbrado a este tipo de desmanes, y ejemplo de ello fue la protesta pacífica que ayer realzaron los taxistas en horas de la mañana, donde además de cuidar la bioseguridad, cumplieron su jornada sin disturbios.