Diario del Cesar
Defiende la región

Retiro de la reforma tributaria abre espacio al diálogo en el país 

43

Un ambiente convulsionado, generó desde la semana pasada en el país, la reforma tributaria propuesta por el Gobierno nacional. Las protestas y marchas no se hicieron esperar en las grandes ciudades, incluso en el Cesar, donde también resonó la voz de protesta en contra del paquete económico que finalmente fue retirado por el presidente de la República, Iván Duque.

Esta decisión causó reacciones en el departamento del Cesar, congresistas, gremios y comunidad en general, ven la decisión presidencial como el paso al diálogo y a la reconciliación en el territorio nacional.

Christian José Moreno Villamizar, represente a la Cámara por el Cesar, afirmó que el Presidente salió al paso ante la compleja situación de protestas que sean venido presentando en todo el territorio nacional, en medio de una pandemia que podría agravarse por las aglomeraciones presentadas.

El pueblo pedía a una sola voz el retiro de la reforma tributaria, el llamado a empezar a discutir una nueva propuesta, que debe estar enfocada a atender la crisis, a buscar los recursos fiscales, pero  sin golpear a la clase media, a la clase trabajadora, a la economía y el consumo con el aumento del IVA.

 “Fue acertada la postura asumida por el Presidente para calmar la crisis, las manifestaciones y ahora hay que revisar una reforma tributaria práctica, que no golpee a los trabajadores. Hay que lograr que las grandes empresas, los industriales, el sector bancario, sean los que financien esta reforma tributaria, como sectores importantes de nuestros país”, dijo.

Por su parte, el senador Didier Lobo, también opinó al respecto afirmando que la falla del Gobierno nacional, fue no haber establecido un acuerdo con la ciudadanía antes de aprobar la reforma tributaria, sin embargo, enfatizó que el fondo de las protestas tienen tintes políticos adversos a la paz y la tranquilidad del país.

Pidió a los colombianos reflexionar ante los actos de vandalismos que se han presentado en importantes ciudades del país, ya que es hora de recuperar el diálogo y la concertación en estos tiempos tan difíciles que se están viviendo.

 “La decisión del Gobierno nacional de retirar la reforma tributaria y la renuncia del Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, dan paso al dialogo, el Estado ha mostrado disposición para escuchar el pueblo colombiano”, aseguró.

BUSCAR NUEVAS ALTERNATIVAS 

El también representante a la Cámara, José Eliécer Salazar, aseguró que ahora el Gobierno nacional deben tomar nuevas decisiones y buscar alternativas  para darle continuidad a los programas sociales que están llegando a los colombianos vulnerables, afectados por la pandemia.

Sobre la salida del Ministro Carrasquilla, afirmó que fue una decisión lamentable, pero a la vez de mucha gallardía al salir del Gobierno junto a su equipo económico.

De igual manera, el Representante Eloy Chichi Quintero, dijo que la gente está en las calles como consecuencia de la galopante corrupción que se vive en el país. “El Congreso debió ser el encargado de no dejar subir la reforma o adoptar alternativas, ya que se necesitan los recursos para combatir la crisis económica causada por el Covid-19 desde el año pasado”, dijo.

GREMIOS OPINAN 

Jorge Luis Rivero, presidente de la Asociación de Educadores del Cesar, manifestó que el magisterio siempre ha mantenido su posición de no aceptar una reforma tributaria, ya que no es el momento para aplicarla, debido a las condiciones sanitarias que atraviesa el país y el mundo.

 “Pero el Presidente hace el anuncio de presentarla nuevamente, por lo que desde Aducesar y Fecode, creemos que no es momento. El Gobierno anuncia promover el consenso, pero sabemos que en su estrategia no está planteado consultar a los gremios y asociaciones”, dijo.

Por su parte, Jhonny González, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores en el Cesar, pide al Gobierno nacional no solo escuchar a los políticos, sino al pueblo colombiano para no tomar decisiones que luego generen inestabilidad en el país.

 “No aceptaremos una reforma tributaria que coloque nuevamente el riesgo la estabilidad económica de la clase media trabajadores, al mismo tiempo pedimos al Gobierno la tributación a los sectores ricos del país y no meterle la mano al bolsillo de los colombianos más desposeídos”, dijo.

En estos momentos los hogares del país y del Cesar, están en recesión, con un desempleo imparable y una situación económica asfixiante, para todas las familias.