Diario del Cesar
Defiende la región

Trabajadores del Idrecc siguen protestando por sus salarios 

37

POR: NINOSKA REYES URDANETA 

Cansados de no ser escuchados, ni mucho menos atendidos por las autoridades de salud, el grupo de trabajadores del Instituto Departamental de Rehabilitación y Educación Especial del Cesar, Ideec, realizaron una protesta pacífica y plantón frente a la sede de la Secretaría de Salud Departamental, como parte de las acciones que vienen desarrollando desde hace más de 20 días por la deuda de más de 29 meses de salario.

Gritando arengas y mensajes de auxilio, los trabajadores una vez más piden que salven el instituto. “Somos humanos, necesitamos suplir nuestras necesidades, tenemos más de dos años sin cobrar sueldo y eso a nadie le importa. No levantaremos la lucha hasta que den respuesta”, eran parte de los mensajes que a viva voz pronunciaban los manifestantes.

Liliana Chinchilla, trabajadora del Idreec, manifestó que la protesta pacífica formó parte del cese de actividades que desde hace 20 días realizan en las puertas del instituto. “La lucha seguirá activa y todos los días realizaremos protestas para llamar la atención de las autoridades, quienes nos han dado la espalda sin aportar soluciones al rescate financiero del Idreec”, dijo.

Otras de las trabajadoras, informó que recientemente sostuvieron una reunión con el Secretario de Salud, pero no hubo soluciones. Todos los proyectos que tienen planteados son a largo plazo sin respuesta a las deudas laborales.

Entre tanto, las puertas de la institución seguirán cerradas. La Procuraduría, Defensoría del Pueblo y el Ministerio del Trabajo, tienen conocimiento del caso, pero hasta el momento no hay alternativas.

Del año 2017 les adeudan tres meses de salario, seis del 2018, nueve del año 2019, en el 2020 quedaron pendientes siete meses y en lo que va de este año, ya suman cuatro.

También deben seis años de vacaciones., cesantías, primas de Navidad y de servicio. La nómina está por el orden de los $130 millones y no se factura ni el 1% mensual.

Los pasivos laborales de la institución, superan los 4.500 millones de pesos, y solo está facturando dos millones de pesos mensuales, ya que han quedado con siete pacientes y sin posibilidad de ofrecer más servicios. Tampoco hay cartera por cobrar.