Diario del Cesar
Defiende la región

Murió joven atacado a piedra  

47

El trágico hecho de intolerancia se desencadenó por una discusión que sostuvieron la noche del pasado 22 de abril la víctima y el pretendiente de su pareja sentimental en ese entonces. 

Pese a los esfuerzos del personal médico en turno de la sala de urgencias del hospital de la ciudad, un joven de 19 años de edad murió a causa de los fuertes golpes y laceraciones que sufrió en un hecho de intolerancia registrado el pasado 22 de abril en el sector de María Eugenia, sur de esta capital.

La víctima fatal fue reportada como Elkín José Mosquera Viloria, residente en el sector de Manzanares junto a su abuela, y quien se ganaba la vida como ayudante de albañilería, estaba soltero y no dejó hijos.

De acuerdo a lo manifestado por los familiares de la víctima, el acto de intolerancia se registró el pasado 22 de abril, alrededor de las 9:00 de la noche, hasta donde llegó el joven a dar un pésame por el reciente homicidio de la mujer conocida como Dayana Acosta Rodríguez, alias ‘La Mona’ registrado en la parte alta del barrio San Pablo.

Al llegar al sitio, se encontró presuntamente con su compañera sentimental, quien en ese momento conversaba con un sujeto, lo que desató la furia y rabia de este, iniciándose una fuerte discusión y posteriormente un ataque a golpes.

Tras lo ocurrido entre los dos jóvenes, un grupo de ciudadanos, entre allegados y amigos de una de los involucrados, se armaron con piedras y palos con el fin de acabar con la vida de la hoy víctima, sin embargo su plan fue frustrado por uniformados de la Policía Metropolitana de Santa Marta.  “Fueron momentos de tensión, los jóvenes y amigos del joven ileso se llenaron de ira y se armaron con diferentes objetos contundentes para acabar con la vida del otro joven, por fortuna la Policía llegó a tiempo y evitó todo”, contó residentes de la zona.

Vecinos del sector salieron de sus inmuebles, auxiliaron y trasladaron al afectado en una motocicleta hasta la sala de urgencia del centro médico de María Eugenia, centro asistencial más cercano, donde galenos de turno decidieron remitir al hospital Julio Méndez Barreneche, lugar en el que se produjo su deceso la noche del jueves a causa de la complejidad de los golpes.

Una vez oficializaron el deceso, funcionarios de la unidad móvil de criminalística de la Policía Metropolitana de Santa Marta se trasladaron hasta el centro médico para adelantar la inspección técnica del cadáver y así mismo llevarlo hasta la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde le practicaron la necropsia.