Diario del Cesar
Defiende la región

Liverpool arrolla al Bayern y pasa a cuartos de la Champions

274

El Liverpool derrotó este miércoles a domicilio al Bayern (1-3) con un gran partido del portugués Sadio Mané, autor de dos de los tres goles de su equipo que jugó un partido inteligente y supo sacar partido de la necesidad de atacar de los bávaros y de esta manera pasó a los cuartos de final de la Liga de Campeones. Por el elenco alemán, el colombiano James Rodríguez estuvo en cancha 78 minutos.

Los dos equipos empezaron con una actitud prudente, concentrados ante todo en no dar ventajas en la defensiva.

El Bayern tenía más la pelota pero se frenaba en ataque para no dar espacios mientras que el Liverpool procuraba cerrar la salida bávara, esperando que se presentase posibilidades tras la recuperación de pelota en la mitad contraria.

De los primeros 25 minutos, en lo que a aproximaciones a portería contraria se refiere, del lado del Bayern sólo son dignos de mención un remate desviado de Thiago Alcántara en el minuto 9 y un pase al área de Javi Martínez para Robert Lewandowski que no pudo rematar ante la presión de Van Djik.

Del lado del Liverpool un remate ligeramente desviado de Roberto Firmino en el minuto 25 fue la primera alarma.

Un minuto después, en el 26, Sadio Mané abrió el marcador para el Liverpool.

Mané, ante una salida precipitada de Manuel Neuer, se deshizo del meta alemán con un giro y marcó con un remate medido.

Ese tanto cambió la tónica del partido. El Bayern empezó a atacar con mas decisión, lo que lo llevó a abrirse en defensa con lo que el Liverpool tenía más espacios para el contragolpe.

En el 35 Robertson, tras un pase de Mané, tuvo una buena ocasión de aumentar con un remate al primer poste que Neuer desvió a saque de esquina.

Sin embargo, en el 39 el Bayern logró el empate mediante un gol en propia puerta de Joel Matip. Niklas Süle lanzó una falta desde más atrás de la raya central y el balón alcanzó a Serge Gnabry que ganó el área y lanzó un centro que buscaba a Lewandowski y que Matip desvió hacia la propia portería.

En la segunda parte, el Liverpool controló el partido, se apropió de la pelota y el Bayern tuvo dificultades para generar jugadas de ataque.

En el 69 el Liverpool se fue en ventaja con un remate de cabeza de Van Dijk en un saque de esquina.

La sentencia la puso Mané en el 84 cuando marcó de cabeza a centro de Salah que superó a Mats Hummels.