Diario del Cesar
Defiende la región

Pueblo arhuaco exige respeto a su autonomía y cultura ancestral 

60

POR: NINOSKA REYES URDANETA 

El pueblo indígena arhuaco, con respaldo de representantes de las etnias kogui, wiwa y kankuamo de la Sierra Nevada de Santa Marta, se movilizaron hasta el municipio de Valledupar y en la sede de la Casa Indígena, emitieron un comunicado conjunto, en el que exigen al Gobierno nacional respeto a su cultura, autonomía, autodeterminación, autogobierno, la protección de su territorio ancestral y de los cuatro pueblos que integran Línea Negra, donde se conjugan 137 sitios sagrados.

Desde muy temprano, jóvenes y adultos, bajaron ayer desde la Sierra Nevada en compañía de mamos, cabildo y autoridades indígenas, para hacer sentir su rechazo a lo que a su juicio, llaman irrespeto a sus sitios sagrados y hacia la madre tierra. Además de alertar sobre la estrategia de exterminio físico y cultural de los pueblos indígenas.

El Cabildo Gobernador del Resguardo Indígena Arhuaco de la Sierra Nevada, Zarwawiko Torres Torres, fue el encargado de liderar la reunión, en la que reiteró que el objetivo es informar a Colombia lo que está pasando en territorio indígena y a la vez exigir al Gobierno nacional, y sus instituciones, respetar el Gobierno Arhuaco, sus autoridades, la Ley de Origen y el Patrimonio Biocultural de la Sierra Nevada.

En el comunicado a la opinión pública, los indígenas expresan “han querido despojarnos de nuestros territorios, se creó un municipio inconsulto en medio de nuestro territorio ancestral que hoy en día reproduce dinámicas de discriminación y racismo. Para no ir tan lejos en nuestra historia, hace pocos días el Alcalde de Pueblo Bello ultrajo e irrespetó nuestras figuras de control y salvaguarda territorial, pero no callaremos nuestras voces y emprenderemos las acciones que se requiera para poner fin a esa estratégica sistemática”.

Reiteran que mantienen un lucha férrea, a través de la campaña 1500 latidos, el Decreto que tiene por objetivo conservar las bases naturales y la vida frente al desarrollo económico social, “Decreto que por cierto ha sido flanco de una cantidad de mentiras, cuando lo que busca es la protección de la Sierra Nevada de Santa Marta, del corazón del mundo. Sin embargo no se ha avanzado en la implementación del mismo, por el contrario el Gobierno Nacional está creando instancias paralelas con actores que favorecen los intereses capitalistas y del extractivismo, olvidando el compromiso suscrito en el marco del Plan Nacional de Desarrollo.

La comunidad indígena expresa con mayor preocupación que el Estado colombiano y principalmente el Ministro del Interior, Daniel Palacios y el Viceministro Carlos Baena, han desconocido las estructuras de Gobierno propio de los Pueblos de la Sierra, “han pretendido crear asociaciones al interior de nuestros territorios que generan fragmentaciones y divisiones bajo intereses particulares que en ningún caso responden con nuestra ley de origen, han fraccionado nuestros territorios creando autoridades indígenas que no tienen sustento dentro de este contexto histórico y cultural, pero además han ignorado nuestros mandatos”, se lee en el comunicado.

EXIGENCIAS AL GOBIERNO 

En tal sentido, consideran que esta estrategia sistemática de vulneración de sus derechos debe cesar inmediatamente, por lo que exigen al Estado colombiano respeto al territorio ancestral, La Línea Negra; a las estructuras e instituciones de Gobierno propio, contenidas en la ley de origen y mandatos.

Asimismo, piden al alcalde de Pueblo Bello, Danilo Duque, respetar sus autoridades y el ejercicio de control sobre su territorio legítimo. Al ministro del Interior, Daniel Palacios, dar respuesta sobre su compromiso asumido el 19 de febrero en la única Asamblea del Pueblo Arhuaco que existe y que sesionó en Nabusimake.

Reiteran su repudio al retorno del envenenamiento con glifosato en los  territorios; por lo que hacen un llamado a los órganos de control, a mantener su misionalidad en la garantía de los derechos de los pueblos indígenas, la diversidad étnica así como no interferir en  asuntos internos.

“Instamos a la comunidad internacional, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas, y al Mecanismo Experto para Pueblos Indígenas, a volcar sus miradas hacia esta estrategia de exterminio físico y cultural de los Pueblos de la SNSM”, afirmaron.