Diario del Cesar
Defiende la región

Incendio está consumiendo los cerros de Azúcar Buena

382

En el corregimiento de Azúcar Buena, ubicado en las montañas de la parte alta de la Sierra Nevada de Santa Marta, los cultivos de las diez veredas que conforman el sector, están en alerta, debido al inicio de un incendio forestal que desde hace diez días mantiene azotados a los pobladores de estos puntos del municipio de Valledupar.

José Jair Jurado, presidente de la Junta de Acción Comunal de La Mesa, asentamiento principal del corregimiento, aseguró que “es un daño ecológico”.  “Esa candela, se ha ido extendiendo por toda la serranía; está a punto de tomarse los cerros y esa situación, justo en este verano, puede terminar incontrolable”, explicó.

Aunque aún no existe un responsable directo de esta propagación, afirma que gran parte de los campesinos residentes están siendo afectados, junto a sus cultivos de pancoger como yuca, papa, plátano, café, cacao y maíz.

FUERTES VIENTOS

El líder de la oficina de Gestión del Riesgo Municipal, Omar Quintero, indicó que la flora y fauna son los principales afectados por este fenómeno.  Por tal motivo, se adelantó una mesa de trabajo para concretar estrategias que permitan solucionar la problemática.

En estas conversaciones participó la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar; Gestión del Riesgo departamental y cabildos gobernadores del pueblo indígena arhuaco, que se localiza en este punto.

“Se socializaron las posibles  afectaciones que pueden seguir incurriendo en la zona si se siguen fomentando las quemas prohibidas. En este momento, estamos presentando este fenómeno pese a que el Ideam, alarmó sobre el aumento de la velocidad de los vientos y lo que representan para las quemas”, informó Quintero.

Explicó que debido al macizo montañoso que bordea estos terrenos, se dificulta el apoyo brindado por el personal del Cuerpo de Bombero y Defensa Civil por lo que es necesaria una intervención aérea.

“NO HAY RECURSOS NI LOGÍSTICA PARA HACER NADA”

Entretanto, el comandante  de la brigada de Incendios Forestales en Valledupar, sargento Ariel Romero, reveló que en la institución, “no hay recursos ni logística para hacer nada”, refiriéndose a que en el momento, no cuentan con las herramientas necesarias para que los trabajadores puedan amortiguar el fuego.

Por tal motivo, solo “se están mandando cinco o seis bomberos durante todo el día para que formen una línea de defensa hasta donde se pueda llegar”.

Romero concluyó que debido a la distancia en que se encuentra la mayor intensificación del fuego, la convierte en una zona de difícil acceso. “Por tierra no se puede hacer nada, pueden existir 160 hectáreas afectadas”, indicó.