Diario del Cesar
Defiende la región

Con playas y ríos cerrados no vienen turistas: Cotelco 

20

Las actividades al aire libre y la exposición al sol en ríos o playas son fuentes de vitaminas que están dentro de las recomendaciones de expertos en salud. 

POR 

EDGAR 

TATIS 

GUERRA 

El gremio que reúne al sector hotelero formal de Santa Marta y el Magdalena ha planteado que el cierre de las playas y los ríos durante los fines de semana no contribuye a la reactivación turística porque a los visitantes les atrae el mar y el agua fresca de los balnearios.

 “Nuestras playas son muchas y todas son amplias, grandes y con un distanciamiento, control y ante todo con disciplina social podríamos ser pilotos en estos tiempos de la pandemia”, asegura Omar García Silva, director ejecutivo de Cotelco capítulo Magdalena.

Según el vocero del sector hotelero, las actividades al aire libre y la exposición al sol en ríos o playas son fuentes de vitaminas que están dentro de las recomendaciones de los expertos en salud. “El distanciamiento social, el uso del tapabocas, lavado de las manos y estar con su núcleo familiar ayuda el riesgo de infectarse”, indicó.

Por eso reafirmó la importancia de los ríos y las playas que posee Santa Marta y sus alrededores en toda la promoción del destino, recordando además que los establecimientos de alojamiento formales tienen unos estrictos protocolos de bioseguridad y que en el caso de los hoteles existe un ‘sello de bioseguridad’ que constituye en garantía a los huéspedes.

Omar García fue categórico al reconocer que lo primero es la salud pública y garantizar la vida de la sociedad, pero que debe colocarse en equilibrio todo el proceso de reactivación turística que impulsa el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

 “Los primeros garantes del cumplimiento de los protocolos de bioseguridad son los mismos prestadores turísticos en las playas quienes ofrecen los servicios de calidad, no podemos dejar a las autoridades solas en los controles”, recalcó.

Mencionó que los distintos líderes gremiales les han planteado a los ministros del Interior, Daniel Palacios; de Salud, Fernando Ruíz y al de Comercio, José Manuel Restrepo, abolir la medida de pico y cédula.

 “Lo determinante en un establecimiento de comercio es el respeto por el aforo, uso de tapabocas y el distanciamiento social, por ejemplo, en un local comercial que tenga capacidad para 50 personas, es irrelevante si ese número es copado por ciudadanos con cédulas pares o impares, lo determinante es que no se incumpla con las medidas establecidas. Por esta razón, creemos que en futuros lineamientos no es sustentable que

se permita la imposición de la medida de pico y cédula en ninguna actividad comercial (hoy ya exceptuado para establecimientos gastronómicos, hoteles y parques de atracciones)”, coinciden Ángela María Díaz, directora ejecutiva de Acolap; Luz María González, presidente de Asovinos; Beatriz Elena Jaramillo, directora ejecutiva Caba; Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco; Gustavo Adolfo Toro, presidente ejecutivo nacional de Cotelco; Juan Carlos Jaramillo, director Tour Gastronómico; Juan Alberto Castro, presidente Acil y David Contreras, presidente encargado de Asobares.