Diario del Cesar
Defiende la región

Su mamá lo regañó y se ahorcó     

89

“Mi actual pareja sentimental lo encontró y lo bajó, yo creía que estaba jugando conmigo. Lo único que hice fue arrodillarme y rogarle a Dios que le devolviera la vida, nunca pensé que iba a hacer algo así”.

Así relató Deyenis Flórez los momentos que vivió después de encontrar a su hijo sin vida al interior de su habitación, colgando de un cordón que amarró a su cuello y que luego ató a una ventana.

La Policía Metropolitana de Santa Marta indicó que el hecho ocurrió a eso de las 9:30 de la noche del domingo, en la calle 32 con carrera 17 del barrio María Eugenia, al sur de la ciudad.

Deyenis Flórez sostuvo que la tragedia se desencadenó después de que le llamó la atención y le dio dos ‘chancletazo’ a su hijo de apenas 13 años de edad, identificado como Fabián Andrés Colón Flórez, por no acatar a sus repetitivos llamados.

 “Yo a mi niño lo regañé porque no me contestaba cuando llegó el agua, le decía que llenara y no me respondía; yo soy realista, yo le di dos chancletazos, él llenó los tanques, se fue para su cuarto y cerró la puerta”, contó su progenitora.

Ante la aparente calma, el padrastro del menor decidió abrir la puerta de su habitación y se topó con la escalofriante escena. “Mi compañero sentimental lo ve y enseguida me dice que el niño se ahorcó y yo lo que pensé fue que se estaba jugando conmigo, pero fue así”, puntualizó Deyenis.

El infante fue rescatado y de inmediato trasladado hasta el centro de salud IPC La Candelaria, donde los galenos de turno les manifestaron a sus familiares que había ingresado sin signos vitales, por lo cual no podían hacer nada.

Funcionarios de la unidad móvil de criminalística de la Policía Judicial llegaron hasta el centro asistencial y adelantaron la inspección técnica de cadáver. Una vez terminaron, condujeron el cuerpo hasta la Morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal.

Deyenis Flórez solicita ayuda para costear los gastos fúnebres, pues por la actual situación del Covid-19 no cuenta con ingresos económicos. La persona que desee contribuir para darle cristiana sepultura al menor, pueden comunicarse al siguiente número: 3004214832.