Diario del Cesar
Defiende la región

Virus asesino contrataca con las variantes y  ahora es más letal 

41

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha advertido de que el mundo “se está acercando a la tasa de infección por COVID-19 más alta hasta ahora durante la pandemia”, debido al gran incremento de casos en muchas zonas del planeta.

En rueda de prensa desde Ginebra (Suiza), Tedros ha lamentado que los casos y las muertes por COVID-19 “siguen aumentando a un ritmo preocupante”. “A nivel mundial, el número de nuevos casos por semana casi se ha duplicado en los últimos dos meses”, ha especificado.

Según sus datos, estas cifras indican que “se está acercando a la tasa de infección más alta que hemos visto hasta ahora durante la pandemia”. Tedros ha apuntado que una de las razones es que algunos países que anteriormente habían evitado la transmisión generalizada de COVID-19 están viendo ahora “un fuerte aumento de las infecciones”.

Tedros ha puesto como ejemplo a Papúa Nueva Guinea, que hasta principios de año había reportado menos de 900 casos y 9 muertes. “Ahora ha notificado más de 9.300 casos de y 82 muertes. Aunque estas cifras siguen siendo menores que las de otros países, el aumento es brusco y la OMS está muy preocupada por la posibilidad de una epidemia mucho mayor”, ha esgrimido.

En este contexto, ha señalado que Papúa Nueva Guinea es “un ejemplo perfecto de por qué la equidad en las vacunas es tan importante”. “Ha mantenido a raya a la COVID-19 durante mucho tiempo, pero con el aumento de las infecciones, el cansancio de las restricciones sociales, los bajos niveles de inmunidad de la población y la fragilidad del sistema hospitalario, es vital que reciba más vacunas cuanto antes”, ha insistido.

El director ejecutivo del programa de emergencias de la OMS, Mike Ryan, ha manifestado que los Estados miembros están “presionando mucho para que se produzca un aumento fundamental de la inversión en datos de vigilancia locales, nacionales y mundiales, y para que se compartan las herramientas biológicas, de modo que todos podamos mejorar en el futuro la respuesta a las amenazas mundiales”.

“No hemos invertido lo suficiente en el acceso, la gestión y el uso de datos para prevenir, responder y recuperarse de las pandemias. Este es uno de los principales objetivos de la OMS para el futuro”, ha reconocido Ryan.

Ante esta situación, el máximo mandatario del organismo sanitario internacional de Naciones Unidas ha hecho un llamamiento a todos los ciudadanos del planeta para que actúen frente a la COVID-19. “Nuestro mensaje a todas las personas de todos los países sigue siendo el mismo: todos tenemos un papel que desempeñar para acabar con la pandemia”, ha remachado.