Diario del Cesar
Defiende la región

‘Nació mi poesía’, el mural que busca inmortalizar al artista Jorge Oñate 

50

POR: NINOSKA REYES URDANETA 

Más de 90 metros de arte, pintura, pero sobretodo de leyenda, forman hoy parte del mural más grande en el municipio de Valledupar y que en honor a ‘El Jilguero de América’, Jorge Oñate, fue entregado a la comunidad basado en la esencia de uno de sus grandes éxitos, ‘Nació mi poesía’.

Una pared ubicada en la Carrera Cuarta con calle 11, en el barrio Novalito de Valledupar, se convirtió en un gran lienzo donde artistas del colectivo ‘Pata Pintá’, dejaron plasmadas las costumbres del viejo Valledupar.

 “…Ya no hay casitas de bahareque/se llena el valle más de luces/no venden ya arepitas y queque, merengues, chiricato y dulces/ pero el folklore perdura como el arahuaco en la Serranía/ como el rio Cesar en lozanía, con sus aguas puras que bellas melodías que compone el hombre con premura/ y todos sus amigos murmuran que hermosa y grande es la tierra mía…”

Esta estrofa fue llevada a la pintura y a través del pincel se plasmó el viejo Valledupar, al que tanto le cantó ‘El Ruiseñor del Cesar’, y que hoy su mural, de tiene una extensión de 93 metros de largo y 3 metros de altura, se convierte en el punto de partida de ‘La Ruta Metropolitana de los Juglares’, en la que se vincularán otros municipios como La Paz, Agustín Codazzi, San Diego y Manaure.

A la inauguración del mural ‘Nació mi poesía’, asistieron los hijos del Maestro Jorge Oñate, autoridades del municipio, gestores culturales y comunidad en general, que ya puede disponer del espacio que además forma parte del Plan de Embellecimiento del municipio de Valledupar.

Carlos Liñán, asesor de Cultura de Valledupar, dijo que el objetivo es homenajear a uno de los pilares del folclor vallenato, Jorge Oñate, además de Fernando Dangond Castro, compositor de la canción que le da el nombre a este mural, ‘Nació mi poesía’. “Seguimos siempre conscientes que todo lo que digamos y todo los esfuerzos que hagamos, para reconocer la memoria de ‘El Jilguero de América’, serán pocos ante los aportes que hizo al folclor vallenato”.

Fue un trabajo que nació de la convocatoria ‘La Cultura va’, y de la unión de esfuerzos con el Área Metropolitana, el Colectivo ‘Pata Pintá’, sector privado y comunidad en general.

Martín Zuleta, alcalde del municipio de La Paz, de donde es oriundo Jorge Oñate, agradeció el gesto que hacia el Jilguero han demostrado las instituciones en el Cesar. “Solo quiero decirles que para los pacíficos, la muerte de Oñate ha sido un golpe muy duro, lo sentimos a diario en nuestro pueblo y nos encargaremos de defender su legado. Maestro vives con nosotros a través de tus canciones, eres el hijo más ilustre que ha parido La Paz”, afirmó.

Arturo Fernández, director del Área Metropolitana, dijo por su parte que este tipo de iniciativas lo que busca es fortalecer las áreas de desarrollo naranja, para darle mayor importancia a los sitios de interés turístico que hoy integran el Área Metropolitana de Valledupar.

 ‘La Ruta Metropolitana de los Juglares’ se inicia con este mural en honor a Jorge Oñate, estrategia que se hará extensiva a otros municipios del Área Metropolitana de Valledupar, donde ya se inició el trabajo de socialización con los jefes de Cultura.

En este sentido, anunció que el próximo mural a inaugurar será en el municipio de La Paz, con el que se aspira seguir contribuyendo al desarrollo de endógeno de la cultura en la región, tomando en cuenta la música vallenata como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, recientemente declarado por la Unesco.

HIJOS AGRADECIDOS 

En primera fila se encontraban los hijos del maestro, Jorge Oñate, quienes con orgullo develaron la placa que identifica la obra en honor a su padre, quien hoy es leyenda y por quien defenderán su legado.

Jorge Antonio Oñate, uno de los hijos del maestro, dijo que para la familia es de gran satisfacción recibir este tipo de homenajes hacia su padre, más aún con la canción ‘Nació mi poesía’, que fue un himno para el artista y que hoy busca quedar en el recuerdo de todos.

“Nosotros como vallenatos tenemos una cultura muy extensa con personajes representativos y eso hay que aprovecharlo con obras como esta que hicieron en honor a mi papá, sería el inicio de un gran recorrido por el legado que muchos artistas han dejado al folclor vallenato”, afirmó.

Jorge Luis Oñate Zuleta, otro de los hijos del Jilguero, dijo que para toda la familia, y en especial para su madre Nancy Zuleta, es un orgullo  que en Valledupar se haya realizado una obra como esta, además de existir la posibilidad de extenderla hacia otros municipios del Cesar. La idea es mostrarle a las nuevas generaciones lo que Oñate fue en la música vallenata.

ARTE URBANO 

Juan David Ruiz, cofundador del Colectivo ‘Pata Pintá’, dijo que desde el 2017 vienen trabajando el muralismo en Valledupar, para la creación de nuevos espacios para la comunidad.

En esta oportunidad, la iniciativa tiene mayor trascendencia por considerar que es un homenaje póstumo al cantante Jorge Oñate, fue llevar al arte y la pintura su canto, su leyenda.

El trabajo fue realizado por 14 miembros del colectivo, además de la vinculación voluntaria de algunos artistas de la zona. Se utilizó la técnica del muralismo, grafitis y arte urbano. “Buscamos darle visibilidad a los espacios que nadie observa, a rescatar áreas que ahora son sitios turísticos para propios y extraños.

‘Nació mi poesía’ fue grabada por Jorge Oñate y Juancho Rois en el álbum ‘Ruiseñor de mi Valle’ en 1981, tema que resultó ganador en el concurso de la Canción Inédita del Festival Vallenato en ese mismo año.