Diario del Cesar
Defiende la región

Fue a sepultar al hermano y se mató en su moto 

42

La mezcla del licor y la velocidad siguen siendo fatales a la hora de conducir cualquier vehículo. En la noche del martes un hombre perdió la vida y otro quedó con heridas de gravedad tras perder el control de la motocicleta en la que se transportaban bajo los efectos del alcohol.

El trágico accidente de tránsito se registró a eso de las 10:00 p.m., sobre la Troncal del Caribe, exactamente en la Glorieta de Mamatoco, cuando la víctima identificada como Jaime López Montero, se dirigía a su lugar de residencia en su automotor en compañía de otra persona, después de haber sepultado a un hermano, y perdió el control de la misma.

La Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía Metropolitana de Santa Marta señaló que el exceso de velocidad habría sido el causante del siniestro, pues afirman que el hoy occiso no logró cruzar con éxito la curva de la glorieta, lo que provocó que perdiera el control y cayera de manera abrupta contra el pavimento.

 “Yo venía detrás de ellos e iban a toda velocidad, como había toque de queda y además estaban embriagados me imagino que por eso iban ‘embalados’. Pero se dieron duro contra el pavimento”, contó un conductor.

Hasta el lugar llegaron paramédicos de la Red de Urgencia de la Costa, quienes se encargaron de brindar los primeros auxilios y de trasladar a los afectados hasta la sala de urgencias de la Clínica Bahía, donde minutos más tarde, los médicos especialista de turno oficializaron el deceso de López Montero a causa de un paro cardiorrespiratorio.

Funcionarios de la unidad móvil de criminalística de la Policía de Tránsito y Transporte se encargaron de adelantar la inspección técnica de cadáver y trasladar el cuerpo sin vida hasta la Morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses. Allí le practicaron la necropsia y en horas de la mañana de hoy será entregado a sus familiares.