Diario del Cesar
Defiende la región

Dos médicos murieron a causa del coronavirus 

49

A los familiares, amigos y colegas de la medicina que han partido hacia la eternidad se les expresan las más sentidas condolencias.

Los profesionales de la medicina quienes están en la primera línea dando la batalla contra el virus asesino lamentan profundamente el sensible fallecimiento de dos especialistas víctimas del contagio por Covid-19.

Se trata del médico anestesiólogo Abel Palomino Andrade y del doctor Germán Oñate, a quien cariñosamente le llamaban ‘El Tigre’. Ambos exponían sus vidas honrando el juramento de Hipócrates en importantes clínicas del Caribe pero el virus invisible les contagió y les arrebató sus vidas.

Del médico anestesiólogo Palomino Abel Andrade, se supo que era oriundo de Chibolo Magdalena y que era egresado de la Universidad del Norte en Barranquilla, ciudad en donde laboraba prestando sus servicios profesionales como miembro del staff de especialistas de la Clínica del Caribe y además asistía a pacientes en varios centros hospitalarios de la capital del Atlántico.

Por su parte del médico Germán Oñate se conoció que había nacido en Aracataca Magdalena, pero se había radicado con su familia en la ciudad de Valledupar, capital del Cesar, en donde perdió la batalla contra el Covid-19.

El galeno Germán Oñate luchó contra el contagio del coronavirus durante varios días, pero este martes se le acabaron sus fuerzas y su corazón dejó de latir.

A los familiares, amigos y colegas de la medicina que han partido hacia la eternidad se les expresan las más sentidas condolencias, así como se les manifiesta toda la solidaridad en estos momentos difíciles que afronta la humanidad por la pandemia.

Y si en el Magdalena hay fallecimientos por contagio del coronavirus, en el Atlántico las estadísticas revelan que ya son 25 los profesionales de la medicina que han muerto.

Recientemente la médica Sara de la Cruz, coordinadora del Hospital de Baranoa, falleció el 3 de abril, mientras que el médico barranquillero José David Meza murió el 5 de abril en Cartagena, ciudad a la que debió ser trasladado debido a la crisis hospitalaria registrada en Barranquilla.