Diario del Cesar
Defiende la región

Empezó la cuenta regresiva para el exsenador Álvaro Uribe 

66

Empezó la cuenta regresiva para conocer el futuro judicial del exsenador Álvaro Uribe, quien es procesado por los delitos de soborno y fraude, debido a la presunta manipulación de testigos que Diego Cadena, uno de los exdefensores del expresidente, ejerció sobre exparamilitares.

La audiencia que se adelantará este martes, de manera virtual, y ante el Juzgado 28 de Conocimiento de Bogotá, ya tiene una intención clara por parte de la Fiscalía: precluir la investigación en contra del exmandatario. No obstante, no es la misma consideración de las partes que se declararon como víctimas.

La solicitud de diligencia la hizo el ente acusador luego de que se le empezaran a agotar los días para presentar el escrito de acusación en su contra, o por el contrario, el cese de la investigación al exmandatario.

Si bien la intención de la Fiscalía es clara en su iniciativa que lideró el fiscal del caso Gabriel Jaimes, será el Juzgado 28 quien reciba los argumentos, no solo del ente acusador, sino también del exsenador Iván Cepeda, el exfiscal Eduardo Montealegre y el vicefiscal Jorge Perdomo, declarados como víctimas, así como al delegado del Ministerio Público.

Para el penalista Iván Durango, una vez se instale la diligencia, el delegado de la Rama Judicial deberá tener en cuenta los argumentos de la Fiscalía, los representantes de víctimas y la Procuraduría.

 “La Fiscalía General es una parte del proceso, y como parte, está supeditada a las decisiones de un juez constitucional de la República. Entonces en ese escenario del señor expresidente Uribe, pues es simplemente una solicitud de una parte”, dijo el penalista, quien añadió que el despacho tendrá que revisar los argumentos presentados y no con base en presiones mediáticas tomar una decisión.

La misma postura tiene el también penalista Camilo Burbano, quien añadió que las víctimas, dentro de la diligencia, tendrán la capacidad de controvertir los argumentos de la Fiscalía, y con ello solicitar al juez que no se tenga en cuenta la intención del ente acusador.

Para Burbano sea cual sea la decisión las partes tendrán la potestad de apelar, y en este caso, será el Tribunal Superior de Bogotá quien decida sobre el mismo. Bajo ese entendido, sí finalmente el juez acoge la solicitud de la Fiscalía, podría existir una apelación de las víctimas, y si el delegado de la Rama Judicial desistiera de la intención del ente acusador, será este último el que apele.

Con lo anterior, el Tribunal tendrá que conocer los argumentos de ambas partes y de esa manera decidir si acoge la decisión del juez en primer instancia o si por el contrario la tumba.

Cabe mencionar que Uribe Vélez está ante los estrados judiciales por cuenta de una investigación que abrió la Corte Suprema de Justicia en su contra, en 2018, porque al parecer, Cadena, habría buscado testimonios de exparamilitares condenados y recluidos en diferentes cárceles del país, con el fin que entregaran un concepto favorable sobre su supuesto nexo con grupos al margen de la ley.