Diario del Cesar
Defiende la región

Casas destechadas y damnificados dejó fuerte vendaval en Becerril 

37

POR: NINOSKA REYES URDANETA 

Un fuerte aguacero, acompañado de vientos y tormenta eléctrica, registrado la tarde del Viernes Santo, causó graves daños materiales a viviendas ubicadas en más de diez barrios del municipio de Becerril, donde a la fecha no ha sido posible contabilizar el número exacto de familias damnificados, mientras las autoridades retoman hoy el censo de caracterización.

Casas destechadas, paredes destruidas, árboles derribados, tejados afectados e inundaciones, se reportaron en los barrios Los Manguitos, Centro, Trujillo, El Carmen, Villa Luz, 11 de Abril, Divino Niño, San Luis, 6 de Enero, 13 de Febrero, Alto Prado, entre otros.

Al respecto, Vanessa Orozco, coordinadora de Gestión del Riesgo en el municipio de Becerril, informó que la afectación es considerable, sin embargo, se ha podido llevar ayuda a las familias que quedaron damnificadas, mientras hoy se retoma el censo junto al Cuerpo de Bomberos y la Secretaría de Planeación de la Alcaldía de Becerril.

Explicó que durante las últimas horas se han contabilizado alrededor de 30 personas en los barrios más céntricos, pero se sigue recibiendo información para llegar a las zonas de más difícil acceso. Se han entregado láminas de zinc y otros insumos de construcción a los residentes.

Algunos establecimientos comerciales también fueron afectados, sin embargo, sus propietarios han solucionado por sus medios, como una manera de contribuir con las acciones que se llevan a cabo en medio de la emergencia.

Orozco detalló que el aguacero empezó a las 5:00 de la tarde y por más de una hora generó el caos en las zonas más vulnerables del municipio. “De la mano con la Oficina de Gestión del Riesgo departamental, la Alcaldía de Becerril está al frente de esta situación para ofrecer el respaldo a las familias perjudicadas, mientras hoy se retoman las visitas para la caracterización de los afectados”.

Dijo que para esta temporada de invierno, se está trabajando en un plan de contingencia para garantizar la atención de las comunidades, además de sensibilizar a la comunidad sobre las medidas de prevención ante la llegada de las lluvias. También se está trabajando para garantizar el suministro de agua en el municipio, que durante la temporada de invierno sufre interrupciones.