Diario del Cesar
Defiende la región

Guaidó ordena no más petróleo a  Cuba

383

La ordenanza aprobada por solicitud del presidente del Legislativo, Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino de Venezuela por más de 50 países encabezados por Estados Unidos, declara además la “alarma nacional” por la emergencia eléctrica.

El Parlamento de Venezuela, de mayoría opositora, decretó ayer suspender el suministro de petróleo a Cuba, argumentando la “calamitosa situación” que representa el apagón que desde hace cuatro días mantiene colapsado al país.

La ordenanza aprobada por solicitud del presidente del Legislativo, Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino de Venezuela por más de 50 países encabezados por Estados Unidos, declara además la “alarma nacional” por la emergencia eléctrica.

Sin embargo, su aplicación resulta improbable debido a que el presidente socialista Nicolás Maduro cuenta con el apoyo de la Fuerza Armada, uno de cuyos generales dirige la alicaída industria petrolera, y controla prácticamente todas las instituciones.

Al defender las medidas ante el Congreso, Guaidó, que las propuso en su calidad de gobernante encargado, abogó por el “ahorro de combustible” en un momento en que Venezuela enfrenta un recrudecimiento de la carestía de agua, alimentos y acceso a la salud a raíz del apagón más largo de su historia.

“Se ordena la inmediata suspensión del suministro de crudo, combustible y sus derivados” a Cuba, dijo Guaidó, al convocar a manifestaciones en todo el país el martes para protestar contra Maduro, a quien culpa del colapso eléctrico por la “desidia y la corrupción”.

Venezuela envía petróleo a su principal aliado regional a precios preferenciales y a cambio de servicios médicos, como parte de acuerdos firmados por el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013). Estos envíos alcanzaron los 90.000 barriles diarios, pero se estima que esa cifra ha caído en un 40% por la crisis económica y política en Venezuela, que ha mermado su capacidad de producción de 3,2 millones de barriles diarios en 2008 a cerca de un millón actualmente.

Guaidó acusa a Cuba de injerencia y denuncia que elementos de la inteligencia cubana integran el aparato estatal venezolano. De su lado, La Habana intenta unir a la comunidad internacional contra una eventual intervención militar de Estados Unidos en Venezuela.

El opositor, que ha nombrado a una decena de representantes diplomáticos, entre ellos al encargado de negocios en Estados Unidos -con cuyo gobierno Maduro rompió relaciones-, instó a esos delegados a que “realicen los contactos” con el objetivo de “coordinar la cooperación técnica internacional” para “la superación de esta calamitosa situación”.

Venezuela vive desde hace más de un mes un pulso por el poder entre Guaidó y Maduro, cuyo cuestionado segundo mandato cuenta con el firme apoyo de Cuba, además del de Rusia y China.

De su lado, el presidente estadounidense Donald Trump clamó recientemente que “los días del socialismo y el comunismo están contados” en Latinoamérica.

 

ESTADO DE ALARMA

La mayoría opositora del Parlamento de Venezuela, a pedido de su presidente Juan Guaidó, declaró este lunes el estado de “alarma” en Venezuela, que ingresa en el quinto día del peor apagón de su historia y del cual responsabiliza al presidente Nicolás Maduro.

“Se declara el estado de alarma (…) en todo el territorio nacional, debido a la calamidad pública generada por la interrupción sostenida del suministro eléctrico”, señala el decreto propuesto por Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países.

Con el decreto de estado de alarma, vigente por 30 días y que podrá ser prorrogado por el mismo tiempo, Guaidó pidió “cooperación internacional” para superar la crisis y ordena a la decena de representantes diplomáticos que ha nombrado en el exterior coordinar el apoyo internacional.

Además, ordena a los militares y los cuerpos de seguridad “abstenerse de impedir u obstaculizar” las protestas por los apagones. Durante el debate, Guaidó convocó para el martes a manifestaciones en todo el país.

Hasta ahora se desconoce el alcance y las posibilidades de aplicación de la “alarma nacional”, en un país donde Maduro tiene el apoyo de la Fuerza Armada y el control de prácticamente todas las instituciones.

Desde el jueves, Venezuela está paralizada por un apagón en Caracas y 22 de los 23 estados. El servicio, intermitentemente, se ha recuperado en zonas de la capital y otras regiones.