Diario del Cesar
Defiende la región

Viuda de Diomedes ´calienta´ las redes

436

Diomedes Díaz no solo fue grande como artista, sino en las predicciones, se atrevió a vaticinar como iba a ser su sepelio y acertó casi en todo, así quedó consignado en una entrevista cuando dijo en un aparte: “no me quiero morir, pero lo que si pinto es mi entierro, el cajón en el medio, los pelaos vendiendo chicles, gaseosas”. Cualquier parecido con la realidad, en este caso no fue mera coincidencia, Valledupar fue testigo.

Su apego a las composiciones de Calixto Ochoa lo llevaron a grabar un tema que lo ajustó tanto a su personalidad que muchas personas creen que es de su autoría, se llama La Plata y cuya letra se cumplió al dedillo después de su muerte.

/Se acaba la vida de este cuerpo humano,

Y lo que he guardado no se pa’ quien es,

En el cementerio estoy vuelto gusano,

Y allá están peleando lo que yo deje,

Por eso la plata que cae en mis manos,

La gasto en mujeres, bebida y bailando,

Todo el mundo pelea si dejo una herencia,

Si dejo un tesoro o lo gozo yo,

Se apodera el diablo de aquella riqueza,

Entonces no voy a la gloria de Dios/

En efecto así ocurrió, en los actuales momentos sigue la disputa de esos bienes, parte de los cuales reclama su última esposa Consuelo Martínez, quien últimamente parece haber dejado un poco de lado los reclamos y el rigor del luto que le dejó su idolatrado Diomedes y está ‘destapando’ sus atributos, esos mismos que enloquecieron al vocalista.

Aquellas primeras publicaciones llenas de recato y con profundo sentimiento que la última esposa de ‘El Cacique ‘venía haciendo en las redes sociales, poco a poco han ido desapareciendo, y en su lugar han venido aflorando, una serie de fotografías con poses de alto glamur.

Lo más reciente fue en la despedida del año pasado cuando publicó   una serie de evidencias de sus vacaciones en Florida, Estados Unidos.  En una de las fotos se aprecia su figura ceñida a un vestido de baño blanco en la playa, donde muestra que a pesar de los años aún tiene el suficiente talante para despertar la  musa e inspirar canciones o piropos, como los que le cantó su exmarido.

Los comentarios no se han hecho esperar, unos consideran que a pesar de los 5 años de muerto que lleva su esposo de fallecido, aun requieren alguna modestia, sin embargo, otros manifiestan que ella está en todo su derecho y que tal como reza la biblia, el matrimonio termina con la recitada frase cural: “hasta que la muerte los separe”.

En su cuenta de Instagram, en donde hizo la publicación no paran los halagos: “Qué feliz era Diomedes”, “qué mujeronón”, “mi amor bogotano”, “mujer bellísima”, “qué cuerpazo”, “qué marujas”, “bizcochito”, entre tantos.

Por WILLIAM ROSADO RINCONES