Diario del Cesar
Defiende la región

Sofía Vergara gana su nueva batalla judicial  

64

La actriz colombiana enfrenta un complejo proceso con el empresario Nick Loeb. 

Sofía Vergara ganó una nueva batalla en la guerra judicial que la enfrenta a su expareja Nick Loeb por los derechos sobre unos embriones congelados, informaron medios estadounidenses.

La Corte Superior de Los Ángeles (EE.UU.) ordenó que Loeb no puede hacer uso de esos embriones sin “el consentimiento explícito y por escrito” de la actriz colombiana, detalló el portal Page Six.

Vergara y Loeb decidieron usar el método de fecundación in vitro y congelaron embriones cuando eran pareja.

Su relación sentimental comenzó en 2010 y en 2012 se comprometieron, pero en 2014 rompieron y poco después comenzaron unas disputas en los juzgados por los embriones congelados que se han alargado durante años.

Vergara sostiene en el caso frente a Loeb que una de las dos partes no puede lograr en exclusiva los derechos sobre los embriones sin el consentimiento del otro.

“Hay un contrato y él no puede hacer nada”, afirmó en una entrevista en 2015 con Howard Stern.

“Es triste que Sofía, una católica devota, creara intencionalmente bebés para simplemente matarlos”, dijo el miércoles Loeb en un comunicado recogido por la revista People, tras conocer este último fallo en su contra.

Influido por sus ideas antiabortistas y ultraconservadoras, Loeb acaba de estrenar una película llamada “Roe v. Wade” sobre el caso que llevó al Tribunal Supremo de EE.UU. a reconocer el derecho al aborto en 1973.

LA HISTORIA 

Hace poco más de un mes, el empresario ya sufrió otro revés en su intento por conservar y utilizar los embriones. Loeb lleva años intentando llevar el caso en Luisiana, afirmando que es su lugar de residencia —algo que la actriz y sus abogados han tratado de desmentir— porque este es un estado provida que reconoce un embrión fecundado como un ser humano y por tanto no permite su destrucción. Sin embargo, a finales de enero sus abogados perdieron una apelación en la corte de ese estado, pero la letrada que le defiende asegura que apelarán ante la corte suprema del lugar.

Loeb, de 45 años, y Vergara, de 48, salieron durante cuatro años de forma intermitente hasta cortar definitivamente en 2014. Casi al final de su relación se comprometieron y decidieron congelar embriones para ser padres por vientre de alquiler, puesto que la actriz tenía dificultades para quedarse embarazada. Aunque ya había sido madre de forma natural con apenas 19 años —su hijo, Manolo, está a punto de cumplir 30—, sufrió un cáncer de tiroides a los 28 que dificultó sus posteriores embarazos, y por ello optaron por la vía de un embarazo subrogado.

En 2017 la actriz ganó un primer asalto de esta batalla cuando un juez desestimó que Luisiana fuera el lugar correcto para el procedimiento judicial, puesto que los embriones fueron concebidos en California y permanecen allí congelados, en una clínica de Beverly Hills, a la espera de una decisión legal. Sin embargo, la cuestión siguió adelante y en 2018 Loeb volvió a intentarlo, aunque Vergara trató de destruir la coartada de su exnovio de que vivía en Luisiana y de que por ello podía seguir con su pelea judicial en los tribunales de este estado, más conservador. Un año después, en 2019, la colombiana acusó a su exnovio de haber mentido bajo juramento, y afirmó que tanto él como su abogada “retuvieron de forma intencionada” documentos y pruebas.

Con esta última decisión judicial, quien ha sido durante más de un lustro la actriz mejor pagada de la televisión —en 2020 ganó 38 millones de euros— parece tener más despejado el camino contra su ex en su ya largo enfrentamiento legal. En este tiempo, Loeb ha tenido una hija con su novia, que vive en Europa, mientras que Vergara se ha casado con el también actor Joe Manganiello, aunque no han tenido hijos juntos.

De muy joven, la colombiana contrajo matrimonio en 1991 con Joe González, de quien se divorció en 1993 y con quien tuvo un hijo llamado Manolo./AFP