Diario del Cesar
Defiende la región

Atentado a bala contra el Personero de San Diego 

147

Momentos en que se encontraba reunido con familiares y amigos celebrando su cumpleaños, el personero de San Diego, Rafael Atilio Araújo Guerra, fue objeto de un atentado a bala en su residencia del barrio Chicó, en el municipio del norte del Cesar.

Los hechos ocurrieron la noche de este viernes, alrededor de las 10 p. m., cuando Araújo Guerra se disponía a abordar su camioneta y fue sorprendido por dos sujetos que accionaron un arma de fuego, en al menos 8 oportunidades, que impactaron, para su fortuna, solo contra el vehículo.

 “Estábamos en la puerta de la casa, en una reunión familiar y con algunos amigos, como soy una persona que no tiene deudas con nadie, ni con la justicia, transparente, somos personas de bien; estábamos afuera totalmente tranquilos.  Vimos un carro sospechoso que entró y salió por una calle, pero no le pusimos malicia. Cuando fui al carro a recoger unos cargadores, siento que se parquea un carro en contravía, al lado de mi vehículo, y pensando que yo estaba dentro del vehículo empezaron a detonar el arma de fuego, ocho impactos de bala dieron a la camioneta”, relató Araújo en conversación con este medio.

El funcionario, de 39 años, indicó que al escuchar el primer disparo se tiró al suelo, logrando salvar su vida, abordando de inmediato la camioneta de su propiedad y dirigiéndose rápidamente a la estación de Policía de la población.

Tras conocer el caso, las autoridades realizaron un Plan Candado, dando con la captura de dos sospechosos momentos en que ingresaban a la ciudad de Valledupar.

 “Como persona de bien, no tenía conocimiento de amenazas como tal, mi papá y yo hemos venido siendo víctimas de múltiples hurtos de semovientes, en 2018, fuimos víctimas de un hurto con un valor considerable.  Ya en ese proceso hay algunos sindicados, no sé si pueda provenir de ese caso”, señaló ‘Chilo’ Araújo, como también es conocido.

Aunque la Policía del Cesar se encuentra realizando las pesquisas para dar con los móviles de este atentado, la misma víctima señaló que al momento de la aprehensión de estas dos personas, uno de ellos manifestó que “la orden de asesinarlo estaba dada”.

 “Fue un atentado contra mí porque en el momento que capturaron al señor, estando ya atrapado, esposado, este manifestó delante de todos los policías y compañeros que me acompañaron, que en la organización ya la orden estaba dada, que la organización dio la orden de matarme, que ya los fusiles estaban listos”, expresó Araújo.

El personero, en todo caso, dijo que no descarta de plano que el atentado provenga a causa de sus funciones del cargo público que ostenta y solicitó protección a las autoridades.

Al cierre de esta edición, un juez de control de garantías legalizaba la captura de las dos personas sospechosas y definía su situación jurídica en audiencia concentrada de legalización, imputación y solicitud de medida.