Diario del Cesar
Defiende la región

Turista murió ahogado en la playa San Juan en El Parque Tayrona 

30

Según informaron las autoridades, la víctima, al parecer, padeció un calambre dentro del agua, lo que provocó que fuera arrastrado por las olas. 

Un paseo entre familiares y amigos que querían disfrutar de las playas del Parque Tayrona terminó en tragedia, luego que uno de los que integraba el grupo muriera ahogado tras sufrir de un calambre.

El lamentable hecho se registró durante la tarde del domingo en playa San Juan, destino que decidió visitar la víctima, identificada como Cesar Augusto Bolaño García, de 33 años de edad, de profesión ingeniero de sistemas y casado con Natalia Rojas, con quien habría llegado acompañado de su familia para disfrutar el fin de semana.

De acuerdo a la información suministrada por los organismos de socorro y el CTI de la Fiscalía, la tragedia se dio cuando el hoy occiso se bañaba en compañía de un grupo de personas y, al parecer, lo atacó un calambre. Lo mencionado ocasionó que fuera arrastrado varios metros adentro por las gigantescas olas del mar, que son ocasionadas por las ráfagas de vientos que azotan a la capital del Magdalena.

“El joven hombre tragó abundante agua porque muy poco sabía nadar, cuando los socorristas de la zona lo rescataron y lo llevaron a tierra firme, ya no presentaba signos vitales y quedó sin vida en la arena”, manifestaron testigos.

Por otro lado, sus familiares argumentaron que hubo negligencia en el caso, pues no contaban con elementos para salvarlo, ni tampoco personal médico a la vista que le brindara los primeros auxilios, “no hubo nada para rescatarlo, tocó que los mismos turistas ayudaran entre ellos, haciendo una especie de cuerda con sus ropas y utilizaron pimpinas de plásticos para usarla como flotador al sacar el cuerpo”, agregó un familiar del joven turista fallecido.

Funcionarios de la unidad móvil de criminalística del CTI de la Fiscalía se trasladaron hasta el destino natural para adelantar la inspección de cadáver y luego llevar el cuerpo sin vida hasta la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.