Diario del Cesar
Defiende la región

“Ay ombe, qué dolor tan grande”

65

¿POR NINOSKA REYES URDANETA

Colombia, y especialmente el departamento del Cesar, están de luto. La tristeza y nostalgia embarga cada uno de sus rincones por donde dejó huellas ‘El Jilguero de América’, Jorge Oñate. Al grande, al más fuerte, lo lloran por su partida, es una ‘ausencia sentimental’ que tardará en cicatrizar en los corazones de quienes lo siguieron.

Desde el anuncio de su muerte, la madrugada del domingo 28 de febrero, muchos han sido los mensajes de solidaridad y pesar por el fallecimiento del ‘Jilguero’, Compositores y artistas manifiestan que ahora tienen la responsabilidad de defender su legado, de enaltecer su leyenda que ahora es historia para el folclor vallenato.

El cantante Peter Manjarres, quien le rindió un homenaje musical al maestro, junto al compositor Gustavo Gutiérrez durante el homenaje póstumo en Valledupar, manifestó entre lágrimas “es una pérdida irreparable para la música vallenata, se nos fue la persona que sostenía nuestro folclor, una leyenda viviente en nuestra música y tenemos la responsabilidad de seguir su legado”

Así mismo, Aurelio ‘Yeyo’ Núñez, compositor, recordó que Jorge Oñate fue el mismo creador de ‘El más fuerte’, “canción que terminó de escribir conmigo porque necesitaba un homenaje para Alejandro Durán ese año. Me decía, termina la canción Yeyo y te agradezco méteme en el estribillo final, al viejo Alejo; él me pedía que le agregara los personajes, hay ombe que dolor tan grande”.

Penchi Castro, cantante, entre su tristeza afirmó “lo quise como un padre, un ídolo, los pasos a seguir siempre fueron de él. Se llevó un pedazo de mi alma, es algo difícil de aceptar, pero ahora nos queda defender su legado”.

El hijo de Diomedes Díaz, Elder Dayán Díaz, cantante vallenato dijo: “Mi tío Jorge Oñate siempre vivirá intacta en mi corazón mi admiración por usted. Dios me los reciba en su santa gloria”.

Fabián Corrales, cantante vallenato, manifestó que Jorge Oñate fue una gran persona de admirar. “Desde niño fue mi cantante, fue mi intérprete, ya que me grabo entre 7 y 8 canciones. Ante todo queda un hueco inmenso a nuestro folclor, fue una persona apasionada por la música, luchó y defendió el vallenato”.

VIVIRÁ INMORTALIZADO

El acordeonero Javier Matta Jr., quien hizo parte de la agrupación del maestro Jorge Oñate, manifestó: “Le doy gracias a Dios porque, así como en la historia del folclor partiste mi vida en un antes y después con cada consejo y hasta en tus silencios ya que tu presencia, tu historia siempre me motivaba a dar lo mejor de mí. Como todos tus seguidores guardamos la esperanza de que serias testimonio de salvación, tu fuerza y lucha nos llenaba de tanta fe que era imposible no creer. Vivirás inmortalizado en cada canto, como en la memoria de quienes tuvimos el placer de sentirnos parte de tu familia”, expresó entre lágrimas y con su acordeón en el pecho al momento del homenaje musical que se realizó en Valledupar.

El compositor Gustavo Gutiérrez, quien le escribió canciones como ‘Paisaje de Sol’,  dijo tener recuerdos imperecederos. “Siempre he dicho que el mejor intérprete de mis canciones ha sido Jorge Oñate, me grabó las composiciones más poéticas, alrededor de 14. La primera que me grabó fue ‘Sencilla y cariñosa’; ha sido la voz más hermosa que tuvo el vallenato”.

Reiteró que el maestro tenía la particularidad que sabía escoger las canciones, grababa muchos clásicos del vallenato. Fue un amigo entrañable, buen hijo, gran persona.

Wilber Mendoza, Rey Vallenato 2013 e hijo de Colacho Mendoza, desde temprano acudió ayer a la Biblioteca Departamental Rafael Carrillo Lúquez, donde aún permanecían los retos mortales del maestro Oñate.

Con su acordeón en el pecho, tocó y cantó a todo pulmón la recordada pieza del maestro ‘Ausencia’. “Regresa porque los ausentes/Son sombras del alma/O sombras de amor/Regresa o solo la muerte/Podrá gritar calma a mi corazón/Regresa pa’ ver lo que sientes/Oyendo mi vieja canción”, estrofa que pronunció entre lágrimas en honor al Jilguero.

Reiteró que indudablemente Oñate fue un grande, una persona que inició el canto vallenato individual, hizo historia en el Festival de la Leyenda Vallenata.

Efraín Quintero, vicepresidente de la Fundación Festival de La Leyenda Vallenata, el homenaje que se preparaba en vida ya no se pudo, pero se hará presencial, con la gente. Que sientan lo que están sintiendo hoy y que lo exprese donde él quería.

“La Fundación lo va a hacer, pero siempre lo llevaremos en nuestros corazones. Es una de las personas más grandes que ha tenido la música, el folclor; luchó tanto por la música tradicional.