Diario del Cesar
Defiende la región

En capilla ardiente se le rindió homenaje al ‘Jilguero de América’ 

317

POR NINOSKA REYES URDANETA 

“Dios mío dame fuerzas, que dolor tan grande”, era la frase que incesantemente pronunciaba Nancy Zuleta, esposa de Jorge Oñate, durante el acto de homenaje póstumo que la Gobernación del Cesar y la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia, Sayco, realizaron en la Biblioteca Departamental, Rafael Carrillo Lúquez.

Abrazada junto a sus hijos, a escasos metros del féretro, que miraba sin cesar como muestra del amor que le profesó hasta el último día de su vida, permaneció Nancy durante el acto, al que asistieron  compositores, artistas, músicos, familiares y representantes del mundo musical en el departamento.

La llegada del cuerpo del Jillguero se registró a las 3:26 de la tarde en el aeropuerto Alfonso López Pumarejo de Valledupar, a donde arribó desde Medellín el avión HK-4895, ciudad donde perdió la batalla al Covid-19.

Llegó junto a su hijos y allí lo esperaban seguidores y oñatistas, quienes se volcaron a la entrada del aeropuerto para recibir a su artista, que ahora se convierte en leyenda del vallenato.

A las 3:48 de la tarde, una multitudinaria caravana y bajo el inclemente sol, recorrieron las principales calles de la ciudad, sus seguidores lo acompañaron cantando sus éxitos y hasta con pañuelos blancos daban muestra de su incondicionalidad. Llevaban afiches, camisetas y otros objetos con el que hacían honor a su artista.

El recorrido va atravesando la avenida Simón Bolívar para luego tomar la avenida Fundación. También se escuchan desde los vehículos las diferentes canciones que marcaron la vida musical del maestro Jorge Oñate.

Mientras tanto,  las afueras de la biblioteca los seguidores intentaban ingresar desesperadamente al evento, que aunque se trasmitió de manera virtual, quisieron acompañarlo en personas. A las 4:40 de la tarde llegó el féretro a la Biblioteca Departamental, lágrimas, cantos y hasta alabanzas se hicieron sentir.

 Fue necesaria la presencia  policial. Sin embargo, allí se mantuvieron  y una vez culminado el acto protocolar ingresaron uno a uno para despedirse de ‘El más fuerte’, bajo estrictos controles de bioseguridad.

LO MÁS DOLOROSO 

Lo más doloroso fue el momento de la entrada del féretro a capilla ardiente, no hubo nadie que no llorara y hasta cantara sus inolvidables y sentidas canciones. A la par de la canción, ‘El más fuerte’, entró el féretro, fu el momento más doloroso del homenaje.

El dolor fue generalizado, autoridades, cantantes y compositores dejaban caer sus lágrimas por estar despidiendo a su Ruiseñor.

“El Cesar llora y canta por su Jilguero, quien partió a la eternidad”, es el mensaje que desde Valledupar se le transmitió al mundo.

La Asamblea del Cesar, a través de su presidente Jorge Antonio Barros Gnecco, también resaltó la vida y obra del juglar por medio de la resolución No. 054 del 28 de febrero por medio del cual resaltó que fue uno de los máximos exponentes que logró 25 discos de oro, así como muchos de platino. Indicó que fue un padre intachable, consejero y complaciente con sus seguidores.

A estos reconocimientos se sumó el Concejo Municipal de Valledupar, quien entregará la nota de estilo en el recinto de la corporación; también se sumó el Festival de la Leyenda Vallenata, quien rindió una sentida despedida y ratificó el homenaje al artista en la versión No. 54 del Festival de la Leyenda Vallenata.

La Sociedad de Autores y Compositores de Colombia, Sayco, también enalteció el legado del maestro, “quien engrandeció el pentagrama musical colombiano, quien fuera de su jaula cantaba pero su voz se apagó, dijo Armando Romero, delegado de la entidad quien fue el encargado de entregar el reconocimiento. “Sayco tu casa, honra tu nombre y tu legado lo llevará por siempre”, dijo.

SILVESTRE DANGOND DESTROZADO 

Al acto se presentó el cantante Silvestre Dangond, junto a su esposa y su manager, Carlos Bloom, se mostró totalmente destrozado, no paraba de llorar al observar el féretro de su padrino, su amigo y guía. No pudo participar en el homenaje musical, sus lágrimas no cesaban y pedía compasión.

También se presentaron Peter Manjarrez, Ernesto Mendoza,  Fabián Corrales, Gustavo Gutiérrez, Yeyo Núñez y muchos artistas que apenas daban para hablar, llegaron a cantar con su voz entrecortada y cargados de dolor.

Interpretaron canciones del maestro, y a la vez pronunciaban ‘vuela alto, maestro, lo mereces’.

A las 6:40 de la tarde culminó el homenaje para dar paso a los seguidores para que en capilla ardientes pudieran despedirse de su artista.

Estaba previsto trasladar los restos mortales del maestro hasta La Paz, pero a último momento fue suspendido. Se espera para hoy a las 8:00 de la mañana iniciar el homenaje póstumo en su tierra natal, donde los esperan en la tarima que lleva su nombre en la Plaza Olaya Herrera.