Diario del Cesar
Defiende la región

Niños venezolanos insisten en que se reabra la frontera

285

El cierre de la frontera está afectando a unas 10.000 personas diariamente, dijo este jueves el gobernador William Villamizar Laguado.

Pero más allá de esto, en la actualidad hay 3.262 niños venezolanos que no han podido pasar hacia Colombia por los pasos oficiales a estudiar en escuelas de Cúcuta y Villa del Rosario, lo que pone en serio riesgo su permanencia escolar y la aprobación de su año lectivo, dijo el jefe de gobierno departamental.

Esta misma cifra de menores también recibía alimentación gratuita en los colegios, factor que agrava la situación, pues a esto se suma la necesidad de cientos de pacientes que requieren con urgencia cruzar hacia Colombia para tratar diversas patologías que padecen.

“Hay pacientes con VIH Sida, con enfermedades crónicas, renales, que requieren de diálisis y que venían con regularidad a tratarse en centros asistenciales de Cúcuta, y que ahora no pueden. Hay niños con cáncer que necesitan que la frontera esté abierta y que haya un corredor solidario y les podamos dar una mano”, expresó el Gobernador.

Además de tener que caminar por trochas, los niños se ven obligados también a hacerlo por los pedregales que ha dejado el secamiento del río Táchira.

Por todo esto, hacemos un llamado a la comunidad internacional en el propósito de que se logre concretar las garantías necesarias para que se les respete los derechos fundamentales a los niños, en especial la salud, educación y el derecho a la vida, dijo Villamizar.

¡MAMI, POR LA TROCHA NO!

Aunque algunos niños y jóvenes venezolanos han tomado el paso por las trochas para ir al colegio como una experiencia que les tocaba vivir en cualquier momento, para Daniela Alejandra Arenilla, de 7 años, esa experiencia le aterra cada vez que piensa en volver a la escuela.

Este jueves, persuadida por su mamá se decidió a venir a Colombia ya que llevaba ocho días sin acudir a clases en el Megacolegio La Frontera, donde cursa sexto grado.

“La trocha es muy peligrosa, uno se encuentra en el camino hombres encapuchados y armados”, dijo la niña.

 

‘EN CUALQUIER MOMENTO PASA ALGO’

Rubén Castellanos, de 14 años, estudiante de noveno grado en un colegio de Villa del Rosario, no duda un momento en atribuir cualquier hecho que pueda atentar contra su vida y la de su hermano a los presidentes de Colombia y Venezuela.

“Esto que nos está pasando, de no tener un camino seguro para ir al colegio, es por la prepotencia de ambos presidentes (Iván Duque y Nicolás Maduro). No se ponen a pensar que los perjudicados terminamos siendo nosotros los jóvenes”, dijo el estudiante.

Precisó que mientras sigan los enfrentamientos verbales más tiempo durará la frontera cerrada y con ello se corre el riesgo de que no se pueda concluir el año lectivo.

En Ureña y en San Antonio ese es el temor de todos nosotros los estudiantes, ya que cada vez que sucede algo en las trochas, como disparos y muertos, nadie quiere ir por ellas a la escuela, dijo Castellanos.

CÚCUTA (La Opinión).