Diario del Cesar
Defiende la región

A ‘cuentagotas’ familias del Cesar se inscriben en programa de viviendas

456

El Ministerio de Vivienda ha evidenciado su preocupación por el poco interés que han tenido las familias cesarenses para inscribirse en el programa Semillero de Propietarios que para el presente año tiene 40.000 cupos disponibles en todo el territorio nacional.

A la fecha, solo 87 familias del departamento han diligenciado el proceso de suscripción para el proyecto que beneficiará con casa propia a ciudadanos que perciban menos de dos  salarios mínimos, es decir, $1.656.000.

“Tenemos una preocupación desde el Ministerio de Vivienda, teniendo en cuenta que el ministro es vallenato, que gran parte de su equipo directivo es vallenato y que nuestro interés principal es que la población cesarense participe y se vincule masivamente a todos los programas de viviendas que está trayendo el Gobierno Nacional, en ese sentido, desde hace 10 días está abierta la plataforma de inscripción al programa Semilleros de Propietarios y vemos cómo en el último reporte solo hay 87 hogares inscritos en el departamento”, explicó el director de Regiones de Minvivienda, Camilo Quiroz.

Semillero de Propietarios tiene recursos asegurados para su funcionamiento por $452.000 millones para familias de los estratos 1 y 2, sin embargo en departamentos como Cesar y La Guajira, no termina de despegar.

Lo que busca el programa es que las familias que hoy viven en arriendo y que no se ganan más de dos salarios mínimos legales mensuales, que en 24 meses puedan convertirse en propietarios de su vivienda, para esto se requiere que la familia no gane más de dos salarios, que no tenga vivienda propia y que no hayan recibido subsidios de vivienda del gobierno nacional. Una vez cumplidos estos requisitos las personas pueden ir a la página web, descargan el formulario, lo diligencian y para esto solamente requieren adjuntar un documento: si son trabajadores formales, un certificado de ingresos, y si son trabajadores informales, una declaración de ingresos juramentados ante un notario.

 

BOGOTÁ Y ANTIOQUIA PICARON EN PUNTA

En contraste con Cesar y La Guajira, Bogotá y Antioquia picaron en  punta y ya registran la inscripción de miles de postulados al programa del Ministerio de Vivienda, puntos hacia donde terminará inclinándose el programa en la medida en que siga la indiferencia de las poblaciones de la Región Caribe.

“Tenemos tanto en La Guajira como en el Cesar unos índices muy por debajo de otros departamentos, tenemos cerca de 10.000 inscritos en Bogotá, 8.000 en Antioquia, Bolívar y Atlántico ya están llegando a los 4.000; en el Cesar 87 y en La Guajira solamente 10. La invitación es a que se inscriban porque queremos que aquí queden muchos hogares beneficiados”, explicó el funcionario.

El ministerio explicó que los cesarenses podrán postularse al programa a través de la página web del Ministerio de Vivienda, www.minvivienda.gov.co, o en las oficinas del Fondo Nacional del Ahorro

“Con los ahorros alcanzados durante los 24 meses de arrendamiento, los hogares beneficiarios podrán sumar un capital suficiente que se transformará en parte de la cuota inicial de su vivienda propia y, asimismo, podrán acceder al programa Mi Casa Ya. Los beneficiarios podrán postularse a Mi Casa Ya durante la etapa de arrendamiento, incluso podrán declarar su intención de ejercer la compra 10 meses antes de que finalice el contrato”, finalizó Quiroz.

 

LA VOZ DEL MINISTRO

El ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Jonathan Malagón, explicó que “quienes no cuenten con un contrato laboral formal deberán adjuntar una declaración de ingresos juramentada y firmada. Adicionalmente, deben tener un puntaje máximo de 48 en el Sisbén en ciudades como: Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena, Cúcuta, Ibagué, Pereira, Villavicencio, Pasto, Montería, Manizales y Santa Marta. Para el resto de ciudades el puntaje no podrá pasar de 58,6”.

A este programa podrán acceder hogares que tengan ingresos inferiores a 2 SMLMV, es decir, $1.656.232. Que no sean propietarios de una vivienda y no hayan sido beneficiarios de ningún subsidio familiar de vivienda.