Diario del Cesar
Defiende la región

Jorge Oñate sería sometido a laparoscopia de páncreas 

54

POR NINOSKA REYES URDANETA 

Practicar una laparoscopia, para revisar el funcionamiento del páncreas, es lo que estaría analizando el equipo médico que atiende al cantante Jorge Oñate, quien desde el 18 de enero lucha por su vida, en la UCI del Instituto Cardiovascular del Cesar.

El ‘Ruiseñor del Cesar’, al parecer presenta una inflamación en el páncreas que alertó a los galenos del centro de salud, lo que significa una nueva batalla para el maestro, quien además superó el Covid-19, pero sigue sufriendo las secuelas en el sistema respiratorio y deficiencia renal, que lo mantienen en delicado estado de salud y pronóstico reservado.

La laparoscopia es una cirugía mínimamente invasiva. Se utiliza un tubo delgado llamado laparoscopio, el cual tiene una cámara conectada que envía imágenes a un monitor de video. Esto permite que un cirujano vea el interior del cuerpo sin causarle lesiones importantes al paciente.

 ‘El Jilguero de América’ permanece recluido en UCI coronaria del referido centro de salud en Valledupar, donde siguen trabajando incansablemente, para salvar la vida de quien ha sido referente del folclor vallenato en el país.

En el último reporte médico entregado por el Instituto Cardiovascular del Cesar, Jorge Oñate “continúa con soporte respiratorio; además monitoreo permanente de sus signos vitales. El proceso de recuperación de su condición ha sido prolongado. Continuamos administrando los tratamientos pertinentes y esperamos que el proceso de recuperación sea el mejor”.

Martha Socarrás, gerente del Instituto Cardiovascular del Cesar, reiteró que el maestro ha ido evolucionando lentamente en su patología, el equipo médico mantiene el constante monitoreo y practicando las acciones que sean necesarias para lograr su recuperación. El pronóstico sigue siendo reservado.

José ‘El Mono’ Romero, manager del artista, indicó por su parte que hasta ayer en la tarde no se había hecho el procedimiento, sin embargo, analizan cambiar el tratamiento médico para evitar alguna intervención, tomando en cuenta  la difícil situación que ha atravesado el maestro.

Entre tanto, familias, amigos y seguidores siguen en oración por su sanidad. En cada hogar, en cada rincón de Colombia, los oñatistas elevan las súplicas al Señor, de quien aseguran está haciendo la obra y el maestro pronto saldrá de esta dura batalla.