Diario del Cesar
Defiende la región

Falleció a los 75 años el guacharaquero Abel Suárez en Valledupar

69

POR NINOSKA REYES URDANETA

El folclor vallenato registra una nueva pérdida, la noche del jueves en el municipio de Valledupar falleció Abel José Suárez Pérez, de 75 años, a consecuencia del Alzheimer, enfermedad que le apagó la vida dejando grandes recuerdos al vallenato.

A pesar de ser oriundo del departamento de Sucre, la capital del Cesar lo adoptó como hijo de esta tierra, por su don y destreza para tocar la guacharaca.

Abel llegó a Valledupar gracias al acordeonero Julio de la Ossa, quien lo trajo para que lo acompañara en la guacharaca junto con el cajero Alcides Sarmiento, ganándose el octavo Festival de la Leyenda Vallenata.

Suárez Pérez se convirtió en el guacharaquero símbolo de la buena suerte, puesto que en 1976 acompañó a Náfer Durán Díaz con quien se coronó Rey del noveno Festival, por segunda vez consecutiva.

Para el año 1977 volvió al certamen vallenato, esta vez acompañando a José María Chema Ramos obteniendo su tercer título como rey de la guacharaca en el festival, gracias al triunfo alcanzado con el décimo Rey.

Abel Suárez grabó con Alfredo Gutiérrez, Jorge Oñate, Diomedes Díaz, Los Hermanos Zuleta. Con Diomedes grabó el primer LP: ‘Herencia Vallenata’, de ahí en adelante lo acompañó en la primera etapa con Juancho Rois, con Colacho, Cocha y en la segunda etapa con Juancho, cuando fue reemplazado por Jesualdo Ustáriz.

Suárez padecía de Alzheimer, hace cuatro años. Su salud se deterioró cuando un vehículo lo atropelló, lo que le impidió volver a tocar ese instrumento de origen indígena que lo consagró en la música vallenata. Dentro de las anécdotas que contaba, recuerda que en algunas casetas donde acompañaba a Jorge Oñate, buscaba la forma de ‘colar’ a Diomedes.

El periodista biográfico Agustín Bustamante, indica que con todas esas anécdotas Abel prácticamente se convirtió en un guacharaquero de la buena suerte.